Europa

Europa

Un puerto de montaña de infarto

Transfagarasan, Una de las carreteras más espectaculares del mundo

Construida durante la dictadura de Nicolae Ceausescu,  la carretera Transfagarasan, es la segunda carretera pavimentada de mayor altitud de toda Rumanía. Se inicia en Bascov, que es un pueblo cercano a la ciudad de Pitesti, y recorre los picos más altos de Rumanía, el Moldoveanu, y el Negoiu uniendo las ciudades de Sibiu y Pitesti. Entre 1970 y 1974 la idea de esta carretera era proporcionar una ruta estratégica sobre las montañas. El camino se hizo con nuemerosos esfuerzos materiales y muchos soldados perdieron sus vidas. El coste fue altísimo, la versión oficial fue que 40 personas murieron, pero la realidad es que fueron muchos más los que dejaron su vida en esta difícil construcción. Transfagarasan nació como una ruta estratégico militar para defenderse de una posible invasión soviética. Se utilizaron más de 6.000 toneladas de explosivos para adaptar las montañas de los Cárpatos a la carretera y hacer las curvas necesarias. Los 90 kilómetros de vía unen las dos montañas más altas de Rumanía, sorteando la naturaleza con puentes y hasta cinco túneles. 90 kilómetros que conectan las regiones de Transilvania y Valaquia. La parte norte es la más espectacular y está llena de curvas cerradas, curvas en ese y cambios de altura de auténtico infarto. Transfagarasan no tiene límite de velocidad pero sus curvas y la alta peligrosidad no admiten altas velocidades, es impensable superar los 40 kilómetros por hora. Transcurre con un trazado imposible hasta alcanzar los 2.034 metros de altitud, pasando por paisajes de increíble belleza. El único momento del año, en el que esta carretera se puede recorrer al completo es durante el verano ya que suele estar cerrada desde finales de octubre hasta finales de junio, dependiendo de las condiciones climatológicas. Desde la carretera, se accede al Lago Balea, y al balneario, del mismo nombre. Cerca del Lago Balea, atravesaremos el túnel de mayor longuitud de Rumania, 884 metros, un túnel que no dispone de iluminación artificial. Durante el recorrido, podremos visitar el castillo de Poienari, que fue residencia de Vlad Tepes, el príncipe rumano que inspiró a Bram Stoker para la creación de su famoso personaje, el Conde Drácula. Cruzar la cadena montañosa de Fagaras, en el sur de los Carpatos es toda una aventura, es avanzar en plan Telma y Louise por el "Camino de las nubes"

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.