No es lo mismo disfrutar de la Navidad envueltos en bufandas, gorros, guantes y otras prendas de abrigo que hacerlo en bañador y, aunque hay costumbres que no cambian como la de iluminar las calles, las mesas llenas de platos deliciosos y las copas listas para brindar, hay otros aspectos que hacen que una Navidad cálida sea muy diferente de una blanca y más si la vives en un país con sus propias tradiciones culturales como es Uruguay.

Luces de Navidad en Uruguay | Imagen cortesía de RV Edipress

La Navidad en Uruguay comienza el día 24 por la tarde, en eso no hay mucha diferencia con lo que sucede en el resto del mundo, pero la celebración es un poco particular: comienza con un picoteo a base de fiambres locales llamado picadita que se riega con sus buenos tragos de vino, refrescos e incluso whisky; aquí cabe decir, más que en ningún otro lugar, que la noche es larga porque todo ese picoteo no es más que el anticipo de lo que está por llegar.

La hora clave de la noche son las 00:00, es el momento de los brindis y de los fuegos artificiales, tanto así que todo el mundo sale a la calle a verlos y a saludar a los vecinos, a su regreso a casa minutos después… ¡sorpresa! en su ausencia Papá Noel ha dejado los regalos junto al árbol de Navidad.

Árbol de Navidad | Imagen cortesía de RV Edipress

Después de la cena, los brindis, los fuegos artificiales y los regalos… nada de irse a descansar ¡estamos en verano! las fiestas al aire libre se celebran por todo Uruguay, suena música de tango, se repiten los brindis… y al día siguiente, día de Navidad, toca seguir la fiesta aunque es cierto que la comida suele solventarse con los restos de la cena de la noche anterior, lo cual no evita que encienda la parrilla porque para eso del buen comer carne los uruguayos tienen mucho que ver con los argentinos.

El rostro dulce de la celebración lo pone Europa en un recuerdo imborrable de la relación entre el viejo y el nuevo continente, tanto los turrones españoles como el panettone italiano son postres habituales en la Nochebuena uruguaya.

Fuegos artificiales en Nochebuena | Imagen cortesía de RV Edipress

Como ves, las diferencias en lo que a la celebración se refiere tienen más que ver con las diferencias entre el verano y el invierno que con ninguna otra cosa, imagina una típica fiesta de verano a la española, mézclala con el encanto de la Navidad, dale un toque gastronómico sudamericano y tendrás ante ti la Navidad en Uruguay ¿te tienta la propuesta? si es así no dudes en hacer ya mismo tu reserva, en esta época puedes encontrar incluso descuentos interesantes en los hoteles y aprovechar para descubrir un país que es mucho más desconocido de lo que merece.