El Museo de las Momias

El Museo de las Momias

El museo más terrorífico del mundo

Situado en la ciudad mexicana de Guanajato, alberga y expone más de un centenar de momias del siglo XIX. Aquí todo el año es Halloween.

Si hay un país que celebra el Día de los Difuntos de un modo diferente, ese es México. Pero hay un rincón de la geografía azteca en el que esa festividad perdura todo el año. Se encuentra en la ciudad de Guanajato y se trata de un museo que bien podría considerarse el más terrorífico del mundo, en el que las almas más sensibles saldrán espeluznadas, pues su exhibición es ni más ni menos que la de un centenar de momias del siglo XIX, algunas en las posturas más complejas.

Guanajato se encuentra en el centro geográfico de México. Da nombre al Estado del mismo nombre y es su capital, con algo más de 170.000 habitantes. Es una de las más importantes de la historia azteca gracias a las minas de oro y plata que la rodeaban, y hoy vive su esplendor como centro universitario y cultural. Entre su oferta turística, rincones tan especiales como el callejón del beso, tan estrecho que es posible besarse de un balcón al de enfrente, así como vestigios coloniales.

Sin embargo, nada resalta tanto en la agenda de sus turistas como el día en el que todos se plantean pasar miedo. Y es que no se puede comparar con nada que se haya visto antes, ni siquiera las películas más truculentas de las maldiciones egipcias se acercan. Puestas en fila, de pie o tumbadas, una a una, se van sucediendo momias de hombres y mujeres adultos, así como de bebés y niños, en posiciones que incluso llegan a aparecer retorcidas, sin ese hieratismo al que siempre asociamos a una momia.

Estas cuentan con casi 150 años de historia. Datan del siglo XIX y la primera se extrajo del panteón de la iglesia de Santa Paula en 1865. Fue la del médico francés Remigio Leroy. Desde entonces, hasta el centenar actual, se fueron encontrando cuerpos embalsamados en panteones similares, conservados con calidad gracias a una humedad y clima constante excepcional. La última exhumación fue en 1989, siendo la momia número 111.

El museo como se presenta actualmente fue inaugurado en la primavera de 2007, tras una importante remodelación. En él es posible conocer la historia y el por qué de estas conservaciones de los cuerpos de una forma tan notable, y reconstruye el origen y la historia de algunos de los fallecidos. Además, para dar más dramatismo al asunto, hay secciones que tratan de mostrar las trágicas muertes de diferentes personas en sucesos únicos.

El lado más cultural se aprecia en salas como ëla de los Angelitosí, dedicada a los bebés, todos ellos momificados y vestidos en su entierro seg˙n la tradición católica de aquel entonces, como ángeles. También hay adultos que fueron sepultados con trajes típicos. Estas momias se encuentran en otra de las salas.

Tal es la excepcionalidad de este museo que no han faltado famosos que han caído rendidos a sus pies. Entre ellos, quizás el más conocido internacionalmente por su pasión por la ultratumba, el cineasta Tim Burton, que no se quiso perder la reapertura. Durante su visita al Panteón y al propio museo, el norteamericano no dudó en afirmar que era uno de los lugares más ˙nicos que había visitado, y que la influencia de la cultura de los muertos en México era desde siempre una gran influencia.

Seguir sus pasos es fácil. Solo hay que viajar a Guanajato e, independientemente de la fecha que marque el calendario, sentirse como si fuera el 31 de octubre, la noche de los difuntos...

Sergio Cabrera | México
| 28/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.