Han corrido ríos de tinta acerca de la conquista de América que protagonizaron españoles e ingleses aunque no sólo ellos, los portugueses y los holandeses también jugaron un papel importante; en lo que respecta a los españoles Hernán Cortés fue uno de los nombres propios que quedó grabado en la historia por lo que a este descubrimiento y conquista se refiere, él fue quien dirigió la conquista de México que era por entonces el más importante de los territorios mayas, un territorio (conocido como Mayab) que además de ocupar lo que son hoy los estados mexicanos de Yucatán, parte de Chiapas y Tabasco, Campeche y Quintana Roo, llegaba a Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador.

La historia de la civilización maya es curiosa porque si bien existía desde miles de años antes de la llegada de los españoles a América y aunque podamos hoy dibujar en un mapa el importante terreno que ocupaba, nunca constituyó un gran imperio unificado, algo que pudo dificultar su defensa ante los conquistadores españoles; nosotros hoy no vamos a perdernos por todo el Mayab sino sólo por el mexicano cuya parte más importante estaba en lo que es hoy la península del Yucatán, era el litoral caribeño del Mexico Maya, lo que hoy conocemos como Riviera Maya.

Cozumel | Pixabay

Cuentan las crónicas de la conquista de América que los primeros contactos con los mayas se produjeron antes de la llegada de Hernán Cortés a su territorio, dicen que fue Bartolomé Colón (el hermano del mítico conquistador) el primer en encontrarse con los mayas al abordar una canoa que no era más que una embarcación mercante maya de Yucatán; el segundo en tener contacto (trágico contacto…) con los mayas fue Pedro de Valdivia quien, tras naufragar frente a las costas de Jamaica y vagar a la deriva con parte de su tripulación, llegó a las costas de la Península del Yucatán; su destino fue terrible: él, junto a cuatro de sus compañeros, fue sacrificado y su carne servida en un banquete; todo esto sucedió entre 1502 y 1511; en 1517 llegó al México maya Francisco Hernández de Córdoba, un año más tarde lo haría Juan de Grijalva y finalmente en 1519 llegaría Hernán Cortés, quien lideraría la conquista de México para España aunque fue Francisco de Montejo el conquistador que más se adentró en la península de Yucatán.

Hernán Cortés llegó primero a Cozumel, donde destruyeron los templos mayas, desde allí rodeó la península de Yudatán y llegó a lo que hoy es Tabasco donde derrotaron rápidamente a los mayas quienes acabaron optando por rendirse a los españoles, desde allí Cortés se lanzó a la conquista del imperio azteca, claro que más allá de la historia, lo que hoy nos preguntamos es ¿qué queda del mundo maya al que llegó Hernán Cortés en la Riviera Maya de México?.

Lo cierto es que, a pesar de los destrozos del paso del tiempo y las guerras, quedan importantes vestigios que si viajas al Caribe mexicano no puedes dejar de visitar porque la Riviera Maya comienza al sur de Cancún y termina en Punta Allen (ya dentro de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an), es un importante tramo de costa caribeña justo frente a la isla de Cozumel, la isla en la que comenzó la conquista española del mundo maya mexicano.

Tulum | Pixabay

Tulum

La belleza de estas ruinas mayas es formidable no sólo por las importantes construcciones que se conservan sino también por su ubicación junto a una preciosa playa caribeña de mar turquesa y arena blanca, hoy es una de las zonas más visitadas de Mexico pero, curiosamente, no era así hasta hace relativamente poco; lo cierto es que esta zona representaba una vía de entrada fácil a México (de ahí que la eligieran los conquistadores españoles) y se acabó convirtiendo en una zona excesivamente peligrosa hasta que el siglo pasado fue recuperada para el turismo.

Playa del Carmen | De Adrián Cerón en Wikipedia

Xamán-Ha

Xamán-Ha es hoy Playa del Carmen y resulta tener una importancia estratégica en el sector turístico mexicano que supera a su importancia histórica; lo que sabemos de esta ciudad es que era un pequeño asentamiento que servía únicamente como punto de tránsito de los mayas en sus peregrinaciones a los templos de Cozumel donde veneraban a Ixcel, diosa del amor; todavía hoy se rememoran aquellas peregrinaciones y todos los meses de noviembre parten de Xcaret las canoas en dirección a Cozumel.

Ruinas mayas en Xcaret | Pixabay

Xcaret

Xcaret es un parque temático caribeño y mexicano en el que, además de disfrutar de sus magníficas instalaciones, podrás descubrir interesantes yacimientos arqueológicos mayas.

Xel-Ha | Turismo de México

Xel-Ha

Xel-Ha es hoy, como Xcaret, un parque temático pero fue mucho antes un asentamiento maya que quedó abandonado ante la peligrosidad que suponía la llega de los españoles, en el S.XVI fue abandonado por completo y a finales del S.XX (con inversión privada) se recuperó como punto de visita ineludible en la Riviera Maya; además, debes tener en cuenta que esta zona de Mexico, más allá e su importancia histórica o arqueológica, es de gran importancia natural, aquí verás uno de los arrecifes de coral más grandes del mundo.

Chichén Itzá | Pixabay

Chichen Itzá

Lo primero que hay que decir de este majestuoso vestigio maya es que no podemos considerarlo parte de la Riviera Maya pero sí está en la provincia de Quintana Roo y, además, lo suficientemente cerca de la Riviera Maya para poder visitarlo en un día desde ella y eso es algo que si visitas este bello rincón del Caribe, no puedes dejar de hacer.

Si de verdad quieres conocer el mundo maya, tienes que visitar Chichén Itzá, pasear este lugar arqueológico descubriendo los vestigios del mundo que un día fue y de la civilización que lo creó, un consejo: realiza la visita guiada de modo que no sólo te sorprendas por la impotencia de lo que ves sino también por las historias que allí sucedieron (te sobrecogerá, por ejemplo, descubrir la historia de los sacrificios humanos ligados al juego de pelota que se juzgaba en Chichén Itzá ¡el juego más peligroso del mundo! perder podía suponer que acabaras, literalmente, sin cabeza).

Chichén Itzá | Pixabay

El México maya, desde su Riviera hasta el interior de la península de Quintana Roo, es un destino maravilloso en lo arqueológico y lo natural, es Caribe… Un viaje inolvidable.