Si eres de los que vive la superstición con tintes realistas te encantará que te hablemos de siete imprescindibles y no de ocho aunque sólo sea por aquello de que ambos son números sagrados, el siete representando lo bueno y el ocho lo malo; pero lo cierto es que podríamos hablarte de 8, de 10, de 20? de un número incontable de bellos y paradisíacos rincones sicilianos porque la isla más grande de Italia, para empezar, no es una isla sino una gran isla rodeada de pequeños y paradisíacos archipiélagos, porque es esencialmente italiana y barroca (no hay más que ver cómo y cuánto ha inspirado a una firma tan del lujo italiano como Dolce & Gabbana) y porque en muchos de sus lugares, especialmente en las pequeñas islas que la rodean, el tiempo parece haberse detenido. Y luego está el encanto del mar Jónico, el Tirreno y el Mediterráneo que la bañan.

Etna | italia.it

Sicilia es una isla volcánica y si la visitas, sí o sí, tienes que visitar el más famoso de la isla, el Etna que, junto al Strómboli, están además en activo, pero el Etna es, además, el volcán en activo más grande de Europa. Las erupciones de este mítico volcán han creado un paisaje único al este de Sicilia que no te puedes perder, es realmente impresionante pasear por los senderos naturales que recorren el parque natural del Etna y, cuando hay una erupción, la imagen de la lava deslizándose por la montaña durante la noche es impactante.

Catania | italia.it

La ciudad de Catania, a los pies del monte Etna, es un lugar bello a rabiar, sus casas han sido construidas con piedra de lava y en muchos de sus rincones se descubren los restos de un pasado de destrucción y reconstrucción, además la costa de esta localidad es también espectacular, perlada de farallones y bañada por el mar Jónico.

Zona arqueológica de Agrigento, la que pasa por ser la provincia más bonita de Sicilia; aquí es el Valle de los Templos el que supone una visita obligada, aquí naturaleza e historia confluyen y nos regalan una estampa inolvidable: el mar a un lado, la colina al otro y, entre ambos, los restos de imponentes templos de estilo dórico construidos en piedra de toba.

Valle de los Templos | italia.it

Cinco son los templos que componen este famoso valle: el de Hércules, que es el más antiguo, el de la concordia, que es el mejor conservado, el de Juno, que conserva 25 de sus 34 columnas originales, el de los Discursos, símbolo de Agrigento, y el de Júpiter Olímpico.

Dicen de Siracusa que es la tierra de las maravillas porque a ella llegaron diferentes civilizaciones y de todas ellas se conservan sus huellas en la ciudad; romanos, bizantinos, árabes, normandos, suevos y aragoneses pisaron esta tierra e hicieron de ella lo que es hoy, un enclave imprescindible de Sicilia.

Siracusa | italia.it

Pasear por Siracusa es regalarse un paseo por la historia, la arqueología y el arte, perderse por sus calles es casi una obligación como lo es también visitar la única isla de la ciudad, Ortigia, que es a su vez un museo rodeado de mar.

El Val di Noto, al sudeste de Sicilia, es uno de los lugares de la isla declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ¿el motivo? las ocho magníficas ciudades barrocas que aquí se conservan: Caltagirone, Militello Val di Catania, Catania, Modica, Noto, Palazzolo, Ragusa y Scicli. Son ciudades celebradas por su arquitectura urbana y por la rica decoración de sus palacios, hablamos de uno de los rincones barrocos más imponentes del mundo.

Noto | italia.it

Si no puedes recorrerlas todas y tienes que elegir alguna, no renuncies a Noto, una ciudad reconstruida en dos alturas que nos muestra un espectacular conjunto de edificios y calles de estilo barroco.

Palermo, bañada por el mar Tirreno, es una ciudad pintoresca en la que sorprenderán, a primera vista los mármoles policromados de muchos de sus edificios, también las cúpulas de estilo árabe, lugares concurridos como el mercado de la Vucciria o los espectaculares espacios verdes del barrio de la Kalsa.

Palermo | italia.it

Decíamos nada más empezar este repaso a algunos imprescindibles de Sicilia que esta isla es más que una isla, es una gran isla rodeada de pequeños archipiélagos entre los que destacan el de las islas Eolias, de origen volcánico, el de las islas Pelagias, con Lampedusa como tesoro, las Égadas, Pantelleria y Ústica. Hay más y resulta impensable visitarlas todas salvo que tu viaje consista exclusivamente en eso, una ruta por las islas sicilianas, las Eolias suelen señalarse como visita obligada pero si eres de los que se muere por pisar playas paradisíacas, te recomendamos que no te pierdas Lampedusa.

Lampedusa | italia.it

En Lampedusa disfrutarás del mar incluso buceándolo, de playas de aguas prístinas y de un territorio en el que confluyen dos continentes porque esta isla está a 210 kilómetros de las costas de la isla de Sicilia y a sólo 152 de la costa de África.