the neon museum

the neon museum

Las luces de Las Vegas reviven en el museo más luminoso del mundo

Bienvenidos al Museo del Neón de Las Vegas, un espacio en el que las míticas luces que acompañaban las noches de la Capital de los Casinos han encontrado un segundo hogar, una vez fueron reemplazadas por otras más modernas. Historia e iconografía de unas décadas en la que la ciudad era un mundo aparte.

La imagen que todos tenemos de Las Vegas en nuestra cabeza es la de un lugar casi irreal en el que encuentras hoteles-casino por todos lados, a cuál con la forma más extravagante; miles de fuentes y, sobre todo, cientos y cientos de grandes carteles de neón que iluminan las avenidas principales, especialmente The Strip, y que casi impiden distinguir que se ha hecho de noche. Al ser una ciudad en constante cambio, la de Nevada obliga a sus hoteles, casinos y atracciones a estar en constante cambio, así como en búsqueda de ahorros energéticos, de ahí que muchos de los antiguos neones hayan sido sustituidos por luces de bajo consumo, led's y, sobre todo, sistemas multimedia audiovisuales que consiguen una mayor atención.

Sin embargo, esto no quiere decir que los neones clásicos hayan pasado a mejor vida. De hecho, se podría decir que muchos de ellos han sido 'elevados' a la categoría de obras de arte, ya que se han convertido en piezas de museos. Y no de uno cualquiera, sino del que está específicamente dedicado a las luces de neón: The Neon Museum, o lo que es lo mismo, 'El Museo del Neón', un espacio de 8.000 metros cuadrados en el que se albergan más de 200 de estas grandes estructuras que durante décadas estuvieron señalizando lugares emblemáticos de Las Vegas, desde restaurantes a casinos, pasando por hoteles o tiendas de lujo.

Un paseo por este singular lugar permite ver carteles de luz como el del mítico Palms Casino Resort o el del New-New York. Cada una de las instalaciones de neón lleva consigo la historia de cómo se creó y para qué, siendo las piezas más antiguas las creadas en los años 30. Claro que sobre todo se encargan de contarnos las curiosas historias que hay detrás de cada juego de luces unos guías especializados en la historia de Las Vegas, y que son las visitas más demandadas por los turistas que se acercan hasta este rincón de la zona norte de Las Vegas Boulevard.

No todos los carteles han sido restaurados. También hay réplicas de algunos famosos, por lo que podemos tocar con nuestras manos lo que por la noche veremos iluminado en la propia zona de los casinos. Y si la visita la hacemos durante la noche, incluso podremos ver a un palmo de nuestras caras las gigantescas luces encendidas. De hecho, es tal la potencia energética que necesita el museo que se encuentra impedido de crecer como le gustaría al no poder absorber la iluminación que requeriría doblar el número de neones, de ahí que algunos permanezcan apagados.

Las visitas duran entre 45 y 60 minutos y es posible hacer fotos para uso particular. Si se quiere hacer una sesión de fotos más profesional, o tenemos un equipo bastante bueno, el museo ofrece sesiones especiales fuera de horarios de grupos de visita. El precio de la entrada parte de los 18 dólares y, como buen lugar de Las Vegas, también cuenta con un servicio para organizar bodas. Las visitas suelen ser organizadas por horarios y las entradas solo valdrían para el tour concreto que se ha reservado. Además, con nuestro pase tendremos la oportunidad de entrar también en el Museo MOB de Las Vegas, el que está dedicado a la historia del Crimen Organizado y el Cumplimiento de la Ley en la ciudad.

Más información:
The Neon Museum

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 09/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.