Viajestic

Viajestic

Las fotos preferidas de National Geographic

A veces el viaje, comienza mirando estas imágenes que inspiran hacer las maletas para vivirlo en vivo.

La revista de viajes de la National Geographic ya ha anunciado las fotos ganadoras de su concurso anual. Una selección entre más de 18.000 imágenes que retratan escenas intrigantes, nos cuentan la historia del lugar o un instante capturado por cientos de fotógrafos alrededor del mundo. El resultado es un recorrido visual por la imponente naturaleza demostrando su fuerza, una risa nerviosa que nos descubre un ritual tradicional y hasta los caprichos que suceden debajo del agua, en un lago que desaparece en julio. La imagen ganadora nos lleva a la emoción de una de esas expediciones cazando tornados, en Julesburg, Colorado. El 28 de mayo de 2013, Marko Korosec se estaba acercando a una tormenta que mostraba unos cúmulos espectaculares que sólo estaban produciendo un poco de lluvia y algunos remolinos muy fuertes que no desencadenaban en tornados, pero que eran muy fotogénicos. Así que, entusiasmado por todo lo que veía, Korosec no se resistió a capturar ese espectáculo natural. Según declaraciones de Dan Westergren, Director de Fotografía de la National Geographic Traveler, una de las cosas que más llamó la atención a los jurados fue el contraste del poderío y furia de esa nube y la calma del paisaje que parecía ajeno a eso que se acercaba. Mientras tanto, del otro lado del mundo, en el distrito más ortodoxo de Jerusalén, unos recién casados pueden estar a solas por primera vez. Según sus tradiciones, las familias arreglan los matrimonios y los novios no pueden encontrarse a solas antes de la ceremonia. Es más, en muchos casos, los futuros esposos no se conocen hasta el día del evento. La magistral toma de Agnieska Traczewska, merecedora del segundo premio, nos muestra ese instante de inocencia y nerviosismo de Aaron y Rivkeh en el momento en que, con sus 18 años, se enfrentan a su nueva vida. Este viaje por las imágenes más fantásticas del mundo nos lleva hasta Austria donde, debajo de la superficie, Marc Henauer nos descubre el paisaje del Lago Verde (Grüner See), el espejo de agua que sólo existe 6 meses al año. En invierno, la nieve cubre este parque y durante la época del deshielo nos permite hacer un poco de submarinismo para asombrarnos con postales como ésta, tercera favorita del jurado. Si quieres disfrutar de este espectáculo natural, puedes darte una vuelta por este el Lago Verde de mayo a junio, ya que con la llegada de julio las aguas comienzan a retirarse. El resto de menciones especiales de este concurso nos lleva por muchos otros espectaculares rincones del mundo captados con la mirada especial como la que nos tiene acostumbrados la National Geographic Traveler. A veces el viaje comienza mirando estas imágenes que inspiran hacer las maletas para vivirlo.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.