Europa

Europa

Fin de semana en Copenhague

Una ciudad para disfrutar

La capital de Dinamarca es una de las ciudades más bonitas del norte de Europa. Su ubicación privilegiada en la costa de la isla de Selandia es uno de sus mayores atractivos. Una escapada de fin de semana desde España es posible a pesar de la distancia que nos separa. Siempre es mejor si dispones de algunos días más. Pero se puede conocer lo mejor en un fin de semana. El corazón de Copenhague, el centro de la ciudad es el área situada dentro de los Lagos, Lake Sortedam, Peblinge Lake y Skt Jørgens e incluye la ciudad medieval y Christianshavn. Aquí os proponemos algunos de los lugares más atractivos de la ciudad y que no os podéis perder. La ciudad medieval con calles pequeñas y estrechas y casas torcidas. En esta zona se encuentran algunas de las atracciones más populares, el centro político e histórico, así como las calles comerciales, acogedores cafés, restaurantes, parques y jardines, canales llenos de encanto y un paseo marítimo muy moderno. Esta zona es un conjunto de calles peatonales dentro del triángulo que forman la plaza del Ayuntamiento al oeste, Kongens Nytorv al este y Norreport Station al norte. La principal arteria del centro es la calle peatonal Strøget, que va desde la plaza del Ayuntamiento a Kongens Nytorv La plaza medieval Amagertorv y la Fuente de la cigüeña son un lugar de encuentro para los habitantes de Copenhague. Y cerca de Amagertorv se encuentra la iglesia Helligaandskirken, Holy Ghost Church, el único edificio que se conserva de la época medieval y la iglesia de San Nicolás. La Plaza del Ayuntamiento es una de las principales plazas. Es el lugar donde los daneses se reunen para cualquier tipo de manisfestación o celebración. El edificio sede del Gobierno Municipal o Radhuset, es del siglo XIX y desde su torre se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Se puede subir todos los días de 10h a 14h. Kongens Nytorv es la antigua plaza central de la ciudad. Fue construida en 1908 y está rodeada de edificios como el Teatro Real. Fue pavimentado con adoquines en 1670, y la estatua ecuestre de Christian V a caballo de esta plaza es la más antigua de Copenhague. Otra visita interesante es el Palacio de Rosenborg ubicado en el centro de la ciudad. Fue utilizado como residencia por los monarcas daneses hasta 1710. Hoy es un museo y se puede visitar para conocer un poco más sobre la historia del país. Por su arquitectura e historia es uno de los lugares que no te debes perder. Nyhavn es el lugar perfecto para acabar el día, ideal para cenar o tomar una cerveza y descansar en el muelle, que es lo que hacen allí. Originalmente esta zona era un puerto comercial lleno de marineros, todavía queda mucho de aquel mundo de antaño en la avenida peatonal. Nyhavn, se divide en dos por un canal en el que amarran barcos de época. Hoy, las preciosas casas del Siglo XVII han sido reformadas y los restaurantes dominan el viejo puerto. Es la calle más colorida y bonita de Copenhague. En el número 9 de Nyhavn, está la casa más antigua de que data de 1681. Hans Christian Andersen solía vivir en el número 20. También vivió veinte años en el número 67 y dos años más en el número 18. Nyhavnes es el lugar donde disfrutar de un ambiente relajado junto al canal con  música de jazz y buena comida. Al norte de Nyhavn, el Palacio de Amalienborg. Es la residencia de invierno de la familia real danesa. Son cuatro palacios en torno a una enorme plaza. Todos los días a las 12h hay un Cambio de Guardia con soldados de la Guardia Real vestidos de azul. A pocos metros Frederiks Kirke o Marmorkirken, la iglesia de mármol, un edificio muy representativo, en el que destaca su impresionante cúpula, parecida a la de la Iglesia de San Pedro de Roma. El edificio se terminó de construir a finales del siglo XIX. Por supuesto, el símbolo de la ciudad y uno de los lugares que no te puedes perder. Hablamos de la famosa Sirenita de Hans Christian Andersen, también conocida como Den Lille Havfrue, es según algunas guías turísticas, la estatua más fotografiada del mundo y el símbolo más característico de Copenhague. Otros edificios espectaculares son el Castillo de Rosenborg, un castillo palacio de estilo renacentista construido en 1606 con unos espectaculares jardines. y la Torre Redonda. Esta torre alberga uno de los observatorios astronómicos más antiguos de Europa, así como una biblioteca y una iglesia. Y no puedes irte de Copenhague sin pasar por Christiania, el curioso  proyecto de una sociedad revolucionaria y libre, que hizo célebre a Copenhague como la tierra de la libertad y de la igualdad. La comuna hippie-anarquista en el Barrio de Christianshavn, está un poco deteriorada, pero la zona cerca del río, donde habitan los cristianitas sigue siendo interesante. Dónde comprar La zona comercial de Copenhague se concentra en el hermoso centro de la ciudad y en los bulliciosos distritos de Vesterbro, Østerbro, Nørrebro y Frederiksberg. La Calle peatonal Strøget es una de las calles peatonales más largas de Europa. Tiendas, para presupuestos ajustados y también marcas de lujo, algunas de las marcas más caras del mundo. El tramo de 1,1 kilómetros cubre las calles Frederiksberggade, Nygade, Vimmelskaftet y Østergade y se extiende desde la plaza del Ayuntamiento hasta la plaza Kongens Nytorv. Dónde comer La zona de Nyhavnes es el lugar perfecto sobretodo en verano. Hay muchos restaurantes y terrazas en la zona. Muy recomendable sobretodo por la noche. La plaza de Gråbrødre Torv, antiguamente punto de reunión de los estudiantes, es una zona tranquila con un montón de terracitas y restaurantes agradables. Esta tranquila plaza, con su fuente central es uno de los lugares ideales para descansar y tomar algo. Cerca de la estación Nørreport, justo al lado del centro de Copenhague, hay un nuevo mercado cubierto conocido como Torvehallerne. Son dos edificios de cristal ideales para comer algo. Tapas, smørrebrød, sándwiches y una excelente selección de puestos de té, café y batidos. Y si quieres algo más en plan gourmet, el restaurante Noma. No es fácil conseguir una mesa en el mejor restaurante del mundo pero si reservas con antelación vas a poder disfrutar de una experiencia gastronómica extraordinaria. Es el único restaurante de Dinamarca con dos estrellas Michelin. Dónde dormir El tipo de alojamiento va a depender de las circunstancias y gustos personales, y de si viajamos solos o en pareja, en grupo o con niños. Con presupuestos ajustados, en la capital danesa hay muchas opciones de Bed and Breakfast, apartamentos, habitaciones alquiladas o casas acondicionadas con varias habitaciones. Y por supuesto, hoteles de todas las categorías. Conviene reservar con antelación ya que la ciudad acoge multitud de eventos.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.