En España somos verdaderamente afortunados. Tenemos un patrimonio verdaderamente mágico que, poco a poco, se va reconociendo a nivel mundial. Recientemente, hemos podido descubrir cómo esa lista tan privilegiada de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO ha aumentado de la mejor manera: Con una nueva maravilla ubicada en nuestro territorio.

Podemos hablar en plural, eso sí. ¿La razón? Han sido reconocidos el paisaje cultural del Risco Caído y, por supuesto, los llamados Espacios Sagrados de Montañas de Gran Canaria. Con lo cual, una de las islas más bonitas de España está de enhorabuena puesto que ahora, más que nunca, ¡están más cerca del cielo!

Tanto la ciencia como el ámbito sagrado hacen que convergen en las cumbres de esta isla. Esto se levanta alrededor de la conocida como “caldera de Tejeda”. En este prestigioso y mágico lugar, se han encontrado ciertos vestigios tanto de bereberes, siendo considerados como los primeros habitantes de Gran Canaria.

Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria | Imagen: Cabildo de Gran Canaria

Debemos remontarnos a otra época muy antigua. Concretamente, cuando las montañas eran consideradas como sagradas y la sociedad era, cuanto menos, compleja. De hecho, recordemos que muchas culturas estaban aisladas de la influencia de otras tantas durante miles y miles de años. Con lo cual, ¡esta situación de incomunicación se agrava aún más!

Estamos ante un pueblo cuyo origen está en el norte de África y se caracteriza por haber sabido trabajar, a la perfección, la llamada roca de toba volcánica. ¿Cuál era su fin? Crear viviendas trogloditas, así como construir una serie de fortificaciones con muchísimos silos para guardar tanto frutos como semillas, ¡entre otras muchas cosas! Pero si tenemos que destacar algo, destacaríamos la gran espiritualidad que se generó basado en algo tan esencial como los conocimientos meramente astronómicos.

¿Cómo consideraban este lugar? Como la conexión directa entre el cielo y la tierra, de ahí que estas preciosas montañas de Gran Canaria se consideraran absolutamente sagradas por su directa conexión con los astros. Lejos de que todo quede ahí, cabe destacar algo que está entre los farallones. ¿A qué nos referimos? A la preciosa cúpula tallada cuyo fin era que el sol y la luna penetraran, a la perfección, en su parábola. Por si fuera poco, se excavó con unos cinco metros de altura pero sin utilizar ningún tipo de herramienta metálica. ¡Es una obra de arte en todo su esplendor!

Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria | Cabildo de Gran Canaria

Cabe destacar, a su vez, que en el Risco Caído decidieron desarrollar su templo en una preciosa conjunción con el cielo. Se trataba de un recinto, con cierta similitud a un calendario, cuyo objetivo era manejar una serie de conceptos de lo más complejos tales como el solsticio de verano o los conocidos como equinoccios.

Todo ello marcado simplemente con esa primera luz del amanecer. La luz lo era todo, porque la de la luna incluso señalaba el inicio del equinoccio de otoño. De esta manera, se comenzaba a saber cuándo llegaba la primavera y, con ello, el momento exacto para trabajar en la tierra o, por ende, realizar la trashumancia. Pero, sin lugar a dudas, si nos quedamos con este espectacular templo sagrado canario es cómo acoge ese maravilloso movimiento de la luz tanto del sol como de la luna llena. ¡Es absolutamente mágico! Y, por ese mismo motivo, esta zona tan privilegiada se ha ganado a pulso formar parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Más información: Risco Caido - Gran Canaria