Europa

Europa

Las escalofriantes Catacumbas de París

Un laberinto subterráneo de túneles a 20 metros bajo tierra

La historia de las Catacumbas de París comienza cuando se excavaron túneles en busca de la preciada piedra caliza para construir monumentos y edificios. Los conocidos como Les Carrières de Paris o Canteras de París datan de la época greco-romana. A 20 metros de profundidad bajo la capital de Francia, las canteras se convirtieron con los años en una red de túneles entre los distritos de Montparnasse, Montrouge y Montsorius. Un auténtico laberinto subterráneo de 300 kilómetros bajo las calles de París. El Cementerio de los Inocentes cerca de Saint-Eustache, en el distrito de Halles, en uso durante casi diez siglos, se  convirtió en un foco de infección para todos los residentes. Así que, en el siglo XVIII para combatir las epidemias y las enfermedades se decidió trasladar los cadáveres y huesos de distintos cementerios de la ciudad a las canteras subterráneas. Se hizo con discreción comenzando por el de los Inocentes. Traslados nocturnos en carros cruzaban la ciudad desde los cementerios hasta los túneles de las canteras. En 1786 los huesos simplemente se arrojaban allí, y no fue hasta el año 1810, cuando empezarón a colocarse de forma decorativa en las paredes. Así de entrada, la historia ya es macabra, pero más, si tenemos en cuenta que los restos de cerca de seis millones de parisinos acabaron en este lugar. Resulta curioso y escalofriante contemplar los huesos humanos y calaveras agrupados formando largas construcciones. Porque, las Catacumbas de París se pueden visitar. El recorrido dura 45 minutos, en los que uno anda unos 2 kilómetros de galerías impresionantes. Eso si, no se recomienda entrar en ellas con niños, y se desaconseja a las personas que sean muy sensibles. La visión es impactante. Hay quien dice que suceden fenómenos paranormales en su interior, espíritus que vagan entre estas paredes subterráneas. Espectros, fantasmas, voces... no sabemos si es verdad, lo mejor es ir y ver que sucede a continuación. Las Catacumbas de París son uno de los lugares misteriosos más visitados del mundo. La puerta del osario está enmarcada por dos pilares de mampostería con figuras geométricas blancas sobre un fondo negro. En el dintel se puede leer "Detente, este es el poder de la muerte" Es el primero de una serie de mensajes y pensamientos que nos hablan de la fragilidad de la vida humana. En este punto, uno se encuentra rodeado por los restos humanos alojados en los 780 metros de túneles, que en bucle forman un cuadrilátero en la superficie, entre las calles René Coty Avenue, la calle Hallé Dareau y la calle d'Alembert. Pese a lo lúgubre y macabro del lugar, las catacumbas han formado parte de la historia de París, siendo inmortalizadas en la novela de “Los Miserables” de Victor Hugo, usadas por los soldados de la resistencia francesa frente a los nazis y utilizadas como búnker durante la defensa de Paris frente al avance de los aliados. Hoy se han convertido en un reclamo turístico más de la ciudad. Aquí ni hay romanticismo, pero si mucha historia y misterio. Una opción diferente en la ciudad del amor.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.