ENCUESTA ENTRE LOS MIEMBROS DE LA TRIPULACIÓN

ENCUESTA ENTRE LOS MIEMBROS DE LA TRIPULACIÓN

Descubre lo que más hace sufrir y enfadar a los auxiliares de vuelo

Cualquier trabajo de cara al público implica el tener que ser agradable incluso en situaciones en las que no querrías sonreír, precisamente, a quien tienes que atender. Pero la cosa se complica cuando se trata de un avión, o así lo cuentan los propios auxiliares.

Azafata charla con pasajeros
La relación con los pasajeros no siempre es tan fácil | Qantas

Gracias a varias encuestas llevadas a cabo por la web de reservas Jetcost hemos podido conocer qué es lo que más molesta a los tripulantes de cabina de un avión. Hace años, ser azafata de vuelo era el trabajo más envidiado. No sabemos qué pensarían las chicas de entonces si hablaran con los y las que hoy realizan sus funciones en un avión, y es que son muchas las situaciones que llegan a detestar.

De hecho, uno de los hechos que más llaman la atención de la encuesta es que un cuarto de los encuestados, es decir, el 26 %, reconoció que lo peor de su trabajo era tener que atender a pasajeros sin educación. Hasta el punto de que un tercio de los tripulantes admitió haber llegado a llorar por culpa de ellos. Una lista en la que se encuentran pasajeros borrachos, ruidosos, niños hiperactivos o llorones e incluso los pasajeros que tratan de ligar con el personal de cabina, normalmente hombres heterosexuales.

Carrito a bordo

Sin embargo, son ofensas o situaciones molestas que no siempre tienen una respuesta. Tres de cada cuatro admitió no haber ni siquiera tenido la idea de reprender a los pasajeros molestos por su comportamiento, y solo un 6 % lo hacía de forma frecuente cuando ocurren.

Soportar a los pasajeros más problemáticos es lo peor del trabajo de auxiliar de vuelo, pero no lo único. Tras esta respuesta, la más coincidente fue el perderse las reuniones y eventos familiares o con amigos (20 %), el bajo salario (16 %), llevar un uniforme que no les gusta (13 %), el horario irregular de trabajo (10 %) y la comida que debían comer a bordo (8 %).

Al mismo tiempo Jetcost ha presentado otra encuesta en la que los auxiliares se sinceran sobre cómo llevan a cabo su trabajo. Se ha realizado entre tripulantes de Reino Unido, a los que se preguntó sobre cómo de fieles son a las reglas de servicio a bordo. El dato más llamativo es que el 89 % de los encuestados admitieron haber roto esas normas durante algún vuelo, así como un 20 % aseguró haberse llevado algo de algún pasajero, sobre todo por descuido u olvido.

Los tripulantes esperan en el aeropuerto a coger un vuelo

También comentaron que la ofensa más común durante un vuelo es el mentir a los pasajeros sobre la disponibilidad de algún producto. El 28 % admitió que prefirió mentir antes de rebuscar en las bandejas del carrito o ir a alguna de las zonas de servicio del avión a por lo que el pasajero les pedía. Tras esto, la norma más rota, con un 21 %, era la de tener relaciones sexuales con un compañero de trabajo durante el vuelo (la cifra baja al 14 % si es entre un pasajero y un tripulante de cabina).

Quien dijo que ser miembro de una tripulación era un trabajo sencillo o libre de problemas y situaciones complicadas, no podía estar más equivocado. Y es que la vida que hay detrás de las bambalinas de un avión da para muchas novelas.

Viajestic | @Viajestic | Madrid
| 24/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.