Viajestic » Destinos

CARTAGENA DE INDIAS

Castillo de San Felipe: historia y datos curiosos del gran tesoro de Cartagena de Indias

El Castillo de San Felipe, con el paso de los años, se ha convertido en todo un emblema de la ciudad colombiana de Cartagena de Indias. Esta es su espectacular historia.

Castillo de San Felipe: historia y datos curiosos del gran tesoro de Cartagena de Indias

Imagen de Martin St-Amant 1 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Castillo de San Felipe: historia y datos curiosos del gran tesoro de Cartagena de Indias

Publicidad

Si eres de los que está pensando en poner rumbo a Colombia y visitar Cartagena de Indias, hay un lugar en concreto que debes descubrir en primera persona. Estamos absolutamente convencidos de que no te dejará indiferente. Estamos hablando, cómo no, del Castillo de San Felipe de Barajas.

Se trata de una espectacular fortaleza que se construyó durante la colonización española. Es considerado como el complejo militar más grande de todos los que se construyeron, por aquel entonces, en América. Tal es su importancia histórica y cultural que este Castillo de San Felipe fue declarado, en el año 1984, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y no solamente esta edificación, sino también las otras fortificaciones que podemos encontrar en Cartagena de Indias.

En cuanto al Castillo de San Felipe de Barajas, podemos decir que está situado en el cerro San Lázaro y, por tanto, se encuentra en las afueras de Cartagena de Indias aunque a poca distancia de las murallas. Tal es la espectacularidad de los muros de esta fortificación que su construcción tardó más de un siglo en realizarse, puesto que las obras empezaron en 1536 y terminaron en 1657.

Castillo de San Felipe
Castillo de San Felipe | Imagen de ho visto nina volare en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

La finalidad de esta fortaleza era poder observar y detectar, con muchísima más facilidad, cualquier tipo de ataque o invasión sobre Cartagena de Indias. Hechos que se producían, sobre todo, a manos de los piratas y ejércitos tanto ingleses como franceses. Esta construcción suponía una clara forma de defenderse de todos ellos.

Este Castillo de San Felipe, por tanto, ha sufrido un gran número de ataques. Uno de los más conocidos tuvo lugar en el año 1741, cuando los ingleses de la mano de Edward Vernon atacaron la ciudad colombiana con una espectacular armada. Ésta superaba los 186 navíos, 27.000 soldados y hasta un total de 2.000 cañones. ¡Una auténtica locura para aquella época!

Pero, aun así, los británicos no consiguieron su objetivo. Es más, Blas de Lezo, que solo contaba con 6 navíos y 3.600 hombres, consiguió derrotar a esta armada. Estamos ante una de las gestas más espectaculares y sonadas de la historia militar. Hecho que se produjo con este Castillo como testigo.

El Castillo de San Felipe, a través de sus características

Estamos ante una de las fortificaciones coloniales más conocidas de la historia, pero también una de las más sólidas. Y es que aún se mantiene de pie a pesar de los fortísimos ataques que ha resistido. Este Castillo fue construido sobre una perfecta base triangular, convirtiéndose en un auténtico bunker geométrico.

Cabe destacar que esta fortaleza tiene una serie de murallas, cuyas bases son realmente amplias. Además, se van haciendo cada vez más angostas conforme llegan a niveles superiores. Los bloques de piedra que tanto caracterizan a esta fortaleza fueron extraídos, según se dice, de los arrecifes coralinos de las costas cercanas a Cartagena de Indias.

Castillo de San Felipe
Castillo de San Felipe | Pxhere

Como suele ocurrir en estos casos, también hay una leyenda que ha pasado de generación en generación. Y es que siempre se ha dicho que estos espectaculares bloques de piedra fueron unidos por nada más y nada menos que calicanto y sangre de buey. Lo más importante de todo es que la construcción de estas murallas no se hizo de manera perpendicular al suelo como suele ser habitual.

Sorprendentemente están inclinadas hacia el interior. ¿Cuál es el motivo por el que se construyeron así? Para que las balas de los cañones enemigos causaran menos daños a la fortificación. Otra cuestión a tener en cuenta de este Castillo de San Felipe es que tenía un espectacular sistema de túneles subterráneos, que llegó a convertirse en una auténtica trampa para los enemigos.

También se construyeron cuarteles bajo tierra. Éstos tenían capacidad para albergar no solamente hasta 350 hombres, sino también había espacio para armas y alimentos para sobrevivir durante meses. En la actualidad, estamos ante una de las edificaciones más visitadas por los turistas. En los alrededores, a su vez, puedes encontrar tanto el Monumento a los Zapatos Viejos así como la estatua de Blas de Lezo. ¡No te dejarán indiferente!

Publicidad