Europa

Europa

El castillo del medievo más famoso de Alemania

Siglos de historia en el Castillo de Wartburg

Un castillo con miles de años de historia en el corazón del Alemania. Una fortaleza medieval Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Imponente y majestuoso se alza sobre la ciudad de Eisenach y esconde entre sus muros anhelos de otras épocas, de personajes tan importantes como Martín Lutero. Hoy visitamos el Castillo de Wartburg. Fundado en 1067, fiel testimonio de la época feudal, fue ampliado a lo largo de los siglos y es una joya de la arquitectura románica tardía. Entrar en Wartburg es hacerlo en un libro de la historia de Alemania. Sus muros han sido testigos del arte cortesano de la Edad Media, de la vida y la obra de Santa Isabel, de la fiesta de las asociaciones de estudiantes alemanes, de las obras de los menestrales que inspiraron la romántica ópera de Wagner "Tannhäuser" y alojaron al reformador Martín Lutero cuando buscaba refugio tras ser excomulgado de la Iglesia Católica por sus ideas y vieron como redactaba su traducción del Nuevo Testamento al alemán. Sucesos y episodios clave que forjaron a un gran país. Y hoy, después de tantos avatares se mantiene intacto, retando a los nuevos tiempos, y ofreciendo sus tesoros en forma de objetos de gran valor, mobiliario, obras de arte y una decoración que se remonta a sus años de esplendor. Y lo más espectacular, su gran sala de celebraciones en la que podemos sentirnos de vuelta a la Edad Media y a los cortesanos que allí se solían reunir. El castillo fue ampliado a lo largo de los siglos y se ha convertido en un complejo fortificado impresionante. Su fundador fue el señor feudal de Schauenburg quien tiene una leyenda. De él se cuenta que para escapar de quien le perseguía, se arrojó al vacío desde la torre del castillo y se salvó. No se sabe si este episodio fue así o no, pero lo cierto es que se le conoce con el apodo de Luis el Saltador. La historia del castillo sigue muy ligada a la historia de Alemania. El castillo fue adquiriendo importancia pasando de ser un fuerte defensivo a ser la residencia ducal y sede del gobierno territorial. En tiempos del Sacro Imperio Romano Germánico, alrededor del año 1200, el castillo de Wartburg fue la capital de la poesía alemana. Se cree que existía un certamen en el que famosos trovadores competían y más tarde Luis II de Baviera tomó el escenario del Sängerkrieg como modelo para la construcción del castillo de Neuschwanstein. Elisabeth von Thüringen y Princesa de Hungría, residió en el castillo, y fue canonizada después de su muerte. En el edificio principal de Wartburg, el palas o casa de Landgrave, se encuentra el Sängersaal, o sala de los Cantores, y la Kemenate de Elisabeth, la habitación personal de la Santa, del Siglo XII. El Castillo de Wartburg es el único castillo principesco que se conserva de ese período. En Eisenach nació Johann Sebastián Bach, así que no te pierdas la visita a su casa natal que conserva objetos de aquel tiempo y una valiosa colección de instrumentos de música. Eisenach, en el corazón de Alemania es una de esas ciudades con mucho encanto, testigo de la historia, un lugar que hay que visitar. Eisenach y el imponente Castillo de Wartburg, es para amantes del pasado, y un lugar de peregrinación para muchos alemanes.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.