COLOMBIA

COLOMBIA

Baños de barro en el cráter de un volcán

El Totumo, un volcán y una maravilla exótica y natural, esconde un balneario natural único, con la posibilidad de darnos un baño en plena ciénaga. Su lodo se llena de burbujas y es una sensación única.

Cartagena de Indias es una de las ciudades más visitadas de Colombia, con su encanto colonial y sus preciosas playas caribeñas, se ha convertido en uno de los destinos favoritos de quienes visitan el país. Pero es muy posible que no todos conozcan una de las maravillas naturales más sorprendentes cerca de la ciudad.

A unos 50 kilómetros de Cartagena, se encuentra el volcán El Totumo. Un singular volcán de tan solo 15 metros de altura que tiene mucho que ofrecer. No esperes encontrar lava, porque este no es un volcán al uso, se trata de un volcán del que fluye... barro.

En el municipio de Santa Catalina, en el departamento de Bolívar, y muy cerca de la pequeña población de Ciénaga del Totumo, la mayor atracción turística son los baños de barro, pero los baños de barro dentro del cráter de un volcán. El lodo del volcán se encuentra a unos veinte metros de altura y a él se accede a través de una escalera de madera. En el mismo cráter la piscina de barro es simplemente impresionante. Te puedes sumergir en ella, bañarte y beneficiarte de todas las propiedades de este lodo tan especial que te deja la piel tan suave como la de un recién nacido.

La temperatura es muy agradable, no demasiado caliente, y el barro es tan denso que es imposible hundirse en él. Lo curioso es que fluye constantemente y las burbujas de barro afloran de vez en cuando en la superficie como si el barro estuviera hirviendo. Si quieres disfrutar de esta magnífica experiencia no olvides tu traje de baño y unos zapatos antideslizantes para evitar resbalarte. Porque atención, aquí no hay barandillas ni escaleras.

Para meterse en el cráter hay que saltar. Y tranquilos porque uno cae de pie y solo se hunde hasta la altura del pecho. ¿El por qué? No se sabe. La sensación es la de flotar en una sopa color gris y por mucho que lo intentes es imposible tocar el fondo. El barro es tan denso que resulta difícil moverse. Lo mejor es relajarse y disfrutar del momento dejándose llevar. Y si quieres que el barro te impregne por completo, comprobarás que es una misión que requiere de cierto esfuerzo, hay que apoyarse en los bordes y empujar para poder sumergirse del todo.

Además en El Totumo te suelen ofrecer masajes mientras disfrutas de la piscina de barro, no se puede pedir más. Después del baño puedes salir del cráter y bañarte en una laguna cercana para limpiarte. Todo perfectamente organizado.

Más de 2000 turistas acceden a El Totumo durante el año. Hay una antigua leyenda que cuenta que antiguamente el volcán lanzaba fuego y humo, hasta que un sacerdote, que pensaba que eso era obra del diablo, salpicó con agua bendita el cráter convirtiendo el fuego en barro y así ahogar al demonio. No sabemos si fue así, pero lo cierto es que el volcán de barro es muy curioso.

Visitar el volcán del Totumo es un plan muy divertido. Si viajas a Cartagena de Indias, reserva un día para disfrutar de todos los beneficios del barro.

Más información:
Turismo de Colombia

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.