Europa

Europa

Adrenalina y romanticismo a 2.456 metros de altitud

Disfrutar del paisaje alpino en el Hotel Romantik Muottas Muragl en los Alpes suizos

Situado en uno de los miradores más hermosos de la región de Engadin St. Moritz a 2.456 metros de altitud, en las montañas de Samedan, en los Alpes suizos, el Hotel Romantik Muottas Muragl, es un alojamiento ideal para una escapada muy romántica lejos del ajetreo diario. San Valentín se acerca y hay que empezar a buscar destinos únicos y diferentes para sorprender a tu pareja. Con magníficas vistas sobre los lagos de la Alta Engadina, lo mejor de este hotel es que es 100% ecológico. Este hotel sostenible y contemporáneo, es uno de los primeros hoteles en obtener la acreditación de First Energy-Plus en los Alpes, por su diseño enfocado a conservar y cuidar el medio ambiente. Vistas inolvidables y un retiro de lujo, en una montaña consciente de la necesidad de proteger la naturaleza. El Romantik Muottas Muragl no es solo un centro turístico de montaña, sino también el primer hotel de energía positiva de Suiza. Incorpora la energía renovable y la vida sostenible con paneles solares, calentadores geotérmicos y un bajo impacto en los materiales utilizados en su construcción. A día de hoy es uno de los hoteles verdes más lujosos de Europa. El hotel cuenta con 16 confortables habitaciones decoradas con muebles modernos y suelos de madera. Con todas las comodidades, con conexión Wi-Fi gratuita y un moderno baño. Paquetes románticos desde 377 euros por persona que incluyen dos noches y cena menú a la luz de las velas. Nada mejor que un paseo por un romántico sendero nevado para dejarse embelesar por el paisaje invernal y las montañas más bellas de Europa. La ruta de senderismo de invierno, se llama la ruta de los Filósofos y te lleva a través de la llanura por tres rutas de diferente duración. El circuito nos llevará de 2 a 3 horas, pero hay tramos más cortos. Las rutas señalizadas cuentan con bancos de madera equipados con mantas de lana, para descansar abrazado al silencio de las montañas. Y para reponer fuerzas el restaurante Panorama sirve cocina regional y mediterránea, acompañada por una gran selección de vinos. Al caer la tarde, puedes disfrutar de un romántico atardecer en la terraza acurrucado entre mantas de piel, seguido de una encantadora cena a la luz de las velas en el elegante y acogedor comedor del restaurante. O si lo prefieres, tomar una fondue para dos en el moderno restaurante Scatla los jueves, también rodeado de seductoras velas. En las inmediaciones se pueden practicar actividades como caminatas con raquetas de nieve, paseos en trineos tirados por perros, y también y aunque en principio parezca solo una actividad para los más pequeños, ¿te atreves a deslizarte por su pista de trineos de 4,5 kilómetros de alta velocidad? Te recomendamos esta divertida y emocionante experiencia que te dará un subidón de adrenalina. En el momento en que llegues abajo solo desearás volver a subir para tirate de nuevo y vivir la emoción por segunda vez. Y no te preocupes por la subida, porque la peculiaridad de este hotel es su funicular. Para llegar al hotel, solo puedes hacerlo desde Punt Muragl y en el funicular que está incluido en el precio de la habitación, y que sirve para subirte también con tu trineo. Y como el coche hay que dejarlo al pie de la montaña hay un aparcamiento gratuito en la estación del valle. Romanticismo, en un hotel de ensueño, vanguardista, adrenalina con las mejores y más emocionantes actividades, atardeceres en una terraza con vistas panorámicas y noches a la luz de las velas. ¿Se puede pedir más?

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.