Es evidente que si viajas a Nueva York, una de las visitas más obligadas en la ciudad es la Estatua de la Libertad. No es ningún secreto que está espectacular escultura de hierro es todo un símbolo tanto de la Gran Manzana como de la historia de Estados Unidos. Eso sí, pocas personas saben que existe una réplica (algo más pequeña, eso sí) en la ciudad de París.

Se trata de una de las cosas más curiosas de la ciudad del amor. Es conocida como la 'Statue de la Liberté' y fue creada por Frederic Auguste Bartholdi. Él fue el que, en 1871, cruzó todo el Atlántico para presentar la propuesta de esta estatua que actualmente se encuentra en la misma entrada del puerto de Nueva York.

La monumental y espectacular cabeza de la Estatua de la Libertad estuvo en la reconocida Exposición Universal de París del año 1878. El proyecto llegó a materializarse unos años después, en 1885, por el arquitecto Violet le Duc. Junto a su colaboración, se diseñaron las bases de una estatua para representar la alianza entre Estados Unidos y Francia.

Estatua de la Libertad | Imagen de PACHADAHU en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

La Estatua de la Libertad que hoy vemos en Nueva York fue íntegramente realizada en Francia y se envió a Estados Unidos desmontada. Fue en 1886 donde, pieza por pieza, se montó para celebrar el centenario de la Declaración de Independencia de este país. Cabe destacar que Gustave Eiffel, creador del símbolo parisino de la Torre Eiffel, también formó parte de este proyecto. ¿De qué manera? A través de la construcción de la estructura de acero para la estatua.

La Statue de la Liberté de París es la quinta parte de la que está en Nueva York y fue íntegramente financiada por la comunidad de franceses que vivían en Estados Unidos. Está ubicada en la conocida Isla de las Cisnes, es decir, un islote artificial creado allá por el año 1827 junto al puente de Grenelle y en mitad del río Sena.

Por tanto, la Estatua de la Libertad fue inaugurada en 1889, coincidiendo con el centenario del inicio de la Revolución Francesa y, además, el fin del absolutismo en Francia. Como curiosidad, en un primer momento la estatua estaba orientada hacia el este. El creador estaba muy disgustado con esta decisión puesto que, de esta manera, se estaba “dando la espalda a Estados Unidos”. No le parecía lo más correcto.

Estatua de la Libertad | Imagen de SamFa en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

Debemos recordar que uno de los propósitos de la creación de la Estatua de la Libertad era recordar las buenas relaciones existentes entre Estados Unidos y Francia. Por ese mismo motivo, en 1937, la Estatua de la Libertad de París se colocó tal y como la conocemos actualmente. ¡Por fin el deseo del creador se hizo una realidad!

Esta Estatua de la Liberad nos presenta una mujer vestida con una túnica junto a una corona de unas siete puntas. Brazo derecho levantado mientras porta una antorcha y, en la mano izquierda, porta una placa con dos fechas grabadas: 4 de julio de 1776 (Declaración de Independencia de Estados Unidos) y 14 de julio de 1789 (Inicio de la Revolución Francesa). Para poder visitar esta estatua, puedes coger el metro hasta Bir-Hakeim o, incluso, darte un paseo desde la Torre Eiffel. Eso sí, no es la única que encontrarás en París porque hay otras pequeñas réplicas en los Jardines de Luxemburgo, en el Musée d'Orsay y, por supuesto, en el Musée des Arts et Métiers.