A pesar de todo este tiempo memorizando, sin querer, trayectos completos, paradas y líneas, nunca se nos había ocurrido que si forma se parecía, curiosamente, a la de Europa. Ha sido un italiano, Massimo Pietrobon, quien ha publicado esta curiosa coincidencia en su blog.

Como se ve en la imagen, sobreponiendo el plano de Metro de Madrid encaja casi al completo con el mapa de Europa. Se aprecia que la silueta del continente ha sido dibujada por el bloguero, pero las coincidencias siguen siendo asombrosas. Por ejemplo, la línea 12 de Metro Sur encaja en parte con la orografía española.

Otro aspecto gracioso es ver como las líneas de Metro Ligero que une la zona de Boadilla del Monte, Aravaca o Las Rozas con Madrid, ocupan la extensión de Irlanda y Reino Unido. De hecho, la parada de metro “Berna” se sitúa donde estaría Edimburgo.

Igual que pasa con la L6 en el subsuelo madrileño, a nivel continental la mítica línea gris da la vuelta a Europa, atravesando varios países como Francia, Bélgica, Países Bajos, Alemania, Polonia, Eslovaquia, Austria y finalmente Italia.

Mapa de metro | Imagen cortesía de Massimo Pietrobon

Según este mapa, la capital francesa compartiría localización con la parada de “Campamento”, así como Vichy con “Urgel”. Por otro lado, la ciudad flamenca de Amberes se corresponde con Alto de Extremadura; Maastricht con Príncipe Pío; o Quevedo con Hannover.

Los Países Nórdicos engloban casi la totalidad de las líneas de metro que nos llevan al norte de la ciudad. El Barrio del Pilar está donde se encuentra la famosa ciudad sueca del diseño Gotemburgo. Y la parada Hospital Infanta Sofía se sitúa casi en la región de La Ponia.

Mientras, la línea uno encaja de miedo con la forma de bota de Italia, y la glamurosa ciudad de Milán se corresponde con Pacífico, esa estación por la que pasan miles de personas cada día, trasbordando entre la 6 y la1.

Por supuesto, los Balcanes no podían quedarse fuera de este singular mapa. La parte sur de la línea 9 recorre los países de la península Balcánica, y parece hasta fácil llegar a ciudades como Zagreb o Sarajevo. Solo haría falta coger el metro y bajarse en Pavones o Vicálvaro, respectivamente. Los apasionados de la cultura helenística también pueden llegar a su querida Grecia en metro, solo tienen que seguir un poco más y esperar a bajarse en Arganda del Rey o la Poveda.

Solo queda recordar una cosa: “cuidado con no introducir el pie entre coche y andén”.

Más información, aquí.