El canal del Danubio es uno de los lugares más vivos de Viena, el ajetreo en esta zona de la capital austríaca, especialmente en verano, es continuo y constante o lo era al menos hasta que el coronavirus confinó la ciudad como ha confinado a medio mundo (por no decir el mundo entero), nos ha asustado a todos, nos ha puesto mascarilla, alejado de nuestra familia y amigos... aunque no por ello hemos dejado de decir (y hacer) lo que leemos también en los grafitis vieneses: Wash your Hands & Keep Smiling!.

Cuando llega el verano el canal de Danubio en Viena se llena de gente gracias a los bares y restaurantes que abren sus terrazas y se llenan de arena de playa junto al río, además en esta zona está el espacio de Viena más grande en el que el arte urbano, los populares grafitis, son legales; ahora los locales de restauración están cerrados y eso ha hecho que se vea a mucha menos gente por esta zona de la ciudad pero los que no se han cerrado son los muros dedicados al arte urbano.

El arte es, de un modo u otro, un reflejo del mundo en el que nace pero, si bien esto es siempre así, en el caso del arte urbano lo es más si cabe; el arte urbano (street art) es de naturaleza reivindicativa y eso hace que este muy pegado a la realidad del mundo en el que nace; esto es algo que en Viena estos días se ve con nítida claridad porque los muros del canal del Danubio reservados para graffiteros están hoy dominados por el coronavirus: los artistas urbanos han logrado pintar al coronavirus, el detestable COVID-19, con cierta simpatía (le vemos más pinta de mascota que de virus asesino...) pero también han aprovechado para recordar algunos de los consejos más repetidos para evitar que el virus nos afecte -Wash your Hands!- y también para poner una nota de optimismo en el ambiente -Keep Smiling!-, incluso se han atrevido a ponerle mascarilla al virus.

No sabemos cuánto tiempo durarán estos graffitis, cabe que para cuando podamos visitar Viena ya hayan sido sustituidos por otros porque la realidad avanza y, en la medida en que la pandemia remita, los problemas de la sociedad serán otros y acabarán también reflejados de algún modo en los muros del canal del Danubio. Por eso nosotros hemos decidido mostrarte estos graffitis pandémicos, son arte urbano y efímero que no queremos que te pierdas.