Viajestic » Curioso

Templos egipcios

Debod, Dendur, Ellesiya y Taffa: Dónde encontrar los 4 templos que Egipto donó

Es el momento de descubrir la historia los templos de Debod, Dendur, Ellesiya y Taffa y, sobre todo, dónde podemos encontrarlos.

Templo de Debod

Imagen de Choniron en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Templo de Debod

Publicidad

Egipto es uno de los lugares del mundo que presenta una grandísima, curiosa y sorprendente historia a sus espaldas. Eso sí, pocos son los que saben que pueden ver un templo egipcio sin necesitad de visitar este país en concreto. Algo que, desde luego, nos deja absolutamente fascinados.

Existen varios templos de Egipto repartidos por el mundo. Estamos hablando de Ellesiya, Dendur, Taffa y, por supuesto, Debod. Es el momento más que perfecto para conocer la historia de cada uno de ellos y, sobre todo, dónde podemos encontrarlos. Estamos seguros de que no te dejarán indiferente.

Templo de Ellesiya | Imagen de David Schmid en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Templo de Ellesiya

El faraón Tutmosis III, en el siglo XV a.C, mandó construir un templo para venerar a nada más y nada menos que los dioses Amón, Horus y Satis. Esta obra estuvo situada entre las dos primeras cataratas del río Nilo, no solo excavándose sino también insertándose en la propia roca.

Con el paso de los siglos, el gobierno egipcio decidió donarlo a otro país. De esta manera, en el año 1965, Italia recibió este regalo con muchísimo agradecimiento, al ser conscientes de que este templo cuenta con un valor patrimonial absolutamente incalculable. Actualmente, tras su restauración en los años 90, es considerado como una de las estrellas del Museo Egipcio de Turín.

Templo de Dendur | Imagen de Jean-Christophe BENOIST en Wikipedia, licencia: CC BY 3.0

Templo de Dendur

Su origen se remonta al año 15 a.C y estaba dedicado a la diosa Isis. Se construyó bajo las órdenes del emperador Augusto, en época de Gayo Pretonio. Se erigió, en un primer momento, en Dendur (Nubia). Con el paso del tiempo, para preservar su conservación, tuvo que ser trasladado.

De esta manera, los 642 bloques se trasladaron en un primer momento a la isla de Elefantina. Es entonces cuando, en el año 1967, los relieves de Isis, Osiris y Horus se pueden ver en el MET de la ciudad de Nueva York. La República Árabe de Egipto, tan solo un par de años antes, quiso realizar esta importante y característica donación al gobierno de Estados Unidos.

Templo de Taffa | Imagen de Paul Garland en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

Templo de Taffa

Fue capricho del emperador Augusto, por lo que fue construido durante el periodo romano en Egipto. En un principio fue una ofrenda a la diosa Isis, aunque en realidad formó parte de la fortaleza romana militar Taphis (sur del país). Finalmente, pasó a ser un templo de culto cristiano.

Cabe destacar que sus 657 bloques (250 toneladas de peso) se trasladaron en 1971 a Países Bajos. El gobierno egipcio lo hizo como agradecimiento tras el trabajo de Adolf Klanses, egiptólogo, en sus continuas labores de salvamento del patrimonio de este país. Por aquel entonces, Adolf era el director del Rijksmuseum van Oudheden de Leiden. Por tanto, el templo se trasladó a esta ciudad. Actualmente podemos ver este templo en el Museo Nacional de Antigüedades de Leiden.

Templo de Debod | Imagen de Annie Dalbéra en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

Templo de Debod

Está situado cerca de la Plaza de España de Madrid, observa el horizonte de la ciudad. La historia de este templo se remonta al siglo II d.C., cuando el rey de Meroe Adijalaman quiso construir una capilla en honor a los dioses Amón e Isis. Con el tiempo, se fue ampliando con nuevas estancias absolutamente preciosas.

En la década de los 60, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser decidió ceder la potestad de este templo al régimen franquista. Se trasladó piedra a piedra y fue construido de nuevo manteniendo su orientación original. Desde el año 1972 se convirtió, sin lugar a dudas, en uno de los grandes atractivos de la capital de España.

Publicidad