Dentro de todo ese universo de odio, trolleo y acoso que a menudo suelen ser las redes sociales, había una que más o menos se venía salvando: Instagram. Y es que esa oda al ego extremo y a la imagen social que potencia la plataforma había hecho que, hasta ahora, los niveles de acoso ni se acercaran a los de Twitter o Facebook.

Sin embargo, a medida que las redes sociales crecen, estos problemas también lo hacen. Y eso es lo que le está pasando precisamente a Instagram: cada vez tiene más gente que de manera sistemática se dedica a insultar a otras personas. Y si esas otras personas además son personalidades públicas o famosas, mejor que mejor.

Bloqueo automático (¡al fin!)

Por ello, y para intentar ponerle solución, la red social ha anunciado recientemente que está empezando a habilitar una serie de filtros para poder bloquear a los trolls de manera inmediata y, sobre todo, automática.

¿Cómo funcionan estos filtros? Por ahora sabemos poco, pero por lo que parece actuarán ante frases o expresiones anteriormente reportadas. Es decir, si tus trolls te suelen insultar de alguna manera determinada (feminazi, topo, manipulador...), bastará con que reportes esas expresiones como ofensivas. A partir de entonces, Instagram las detectará cada vez que alguien te lo vuelva a llamar y procederá a eliminar dicho comentario automáticamente.

Sólo para famosos (por ahora)

Si no ves el momento de empezar a usar esta herramienta, nos tememos que aún tendrás que esperar un poco. Por ahora Instagram sólo ha habilitado esta opción para que las personalidades públicas puedan deshacerse de sus trolls de la manera más rápida y eficiente posible y seguir disfrutando de la red social.

¿Es una medida injusta para el resto de usuarios? Quizá, pero tiene sentido por dos motivos: en primer lugar, porque cabe pensar que los famosos sufrirán un nivel de trolleo muy superior al que podamos sufrir el resto de usuarios; en segundo, porque no nos engañemos: las redes sociales no viven de nuestras cuatro fotos y las de nuestros amiguetes, sino de las publicaciones de personas con millones de seguidores y decenas de millones de interacciones.

Por ello parece medianamente comprensible que las herramientas antitrolls lleguen antes a las personalidades públicas. Sin embargo, no desesperes, ya que desde Instagram aseguran que, con el tiempo, irán habilitando este tipo de herramientas para que cualquier usuario pueda disfrutar de ellas.

El precedente: Taylor Swift

Pero, ¿a qué se debe todo esto? ¿Hay algún caso concreto que haya motivado especialmente la implantación de esta herramienta? La verdad es que sí y si no, que se lo digan a la cantante Taylor Swift y a la oleada de insultos y acoso que sufrió cuando su expareja la acusó de haber escrito una canción contra él.

Fue entonces cuando el perfil de Instagram de la artista se llenó de insultos y, sobre todo, de emojis de víboras. Swift reportó estas acciones e Instagram empezó a bloquear automáticamente los emojis de víboras de su perfil, y ese fue el momento en que la red social decidió ampliar estas acciones a otros usuarios que puedan estar sufriendo el mismo acoso.

Lo sentimos, trolls, cada vez os queda menos.