CÓMO DESCUBRIR LOS FOLLOWBACKS

CÓMO DESCUBRIR LOS FOLLOWBACKS

Cinco claves para saber si alguien que te sigue en Twitter dejará pronto de hacerlo

Twitter está llena de 'followbacks' y de gente que te sigue sólo para engordar sus números. Así puedes detectarlos.

Twitter
Twitter | Agencias

Si eres usuario activo de Twitter, seguro que has notado algo: tu número de followers cambia de manera constante. No sólo es que pueda aumentar, sino que, de hecho, muchas veces decrece. Aunque durante un día puedan seguirte varias personas, es probable que al final de la jornada veas que tu número de followers ha bajado.

¿Es hora de autofustigarte? ¿Deberías pensar que eres un fracasado que despierta cierto interés entre gente que, más tarde, cuando ven lo que realmente tuiteas, piensa que eres un idiota y que no merece la pena seguir detrás de ti? No tan deprisa.

Lo más probable es que seas 'víctima' de un fenómeno que no es masivo, pero sí está muy extendido: el followback y aquellos usuarios que sólo siguen a otros no por interés en sus publicaciones, sino para engordar sus propios números. Una vez conseguido tu follow, se irán por donde han venido.

¿Puedes detectarlos? No hay una fórmula fácil ni exacta, pero sí algunos consejos que pueden serte muy útiles. Estos son algunos de ellos:

1.- Apps que te hacen seguimiento.

Si eres un heavy user de Twitter, o si lo usas de manera medianamente profesional y tienes verdadero interés por saber quién te sigue o deja de seguir, te recomendamos que recurras a aplicaciones como Audiense o Buffer, entre muchas otras. La mayoría son de pago, pero algunas de sus opciones te permitirán crear ciertos avisos para localizar a los magos del followback.

Un ejemplo: varias de estas apps te permiten automatizar un análisis sobre el tiempo que tarda una persona en seguirte... y luego abandonarte. Es probable que muchos de ellos también lo tengan automatizado, así que será más fácil: tu aplicación te dirá si, 48 horas después (o el tiempo que establezcas) de seguirte, alguien ha dejado de hacerlo.

2.- Tiene muchísimos seguidores y seguidos.

¿A cuánta gente sigues en Twitter? ¿A 200 personas? ¿A 500? ¿A 1.000? ¿A 5.000? Da igual el número: sean las que sean, si te paras a pensarlo seguro que te parecen muchas. Demasiadas, de hecho, como para poder estar al tanto de todo lo que dicen.

Pues si tú te agobias con 5.000 o incluso con 200 personas, ¿imaginas qué nivel de seguimiento real puede tener una persona que sigue a 50.000 usuarios? Si esa gente decide seguirte, seguramente te llame la atención ver que tiene 70.000 followers, pero ojo, es que si él sigue a 65.000... el ratio a su favor es bastante pobre, la verdad.

No hace falta que te lo digamos: alguien que es seguido por decenas de miles de personas y sigue a un número muy similar no es demasiado de fiar. Lo más probable es que las esté siguiendo de manera temporal y vaya a dejar de hacerlo más pronto que tarde. Con suerte, si le mantienes tu follow, él hará lo mismo contigo. Pero si la cosa va más allá, ni siquiera eso le servirá: pasará de ti a los pocos días.

3.- No interactúa, sólo tuitea y retuitea.

Hagamos una prueba: la persona que ha decidido seguirte (y de la que tienes una sospecha previa), ¿interactúa con la gente? ¿Suele responder a tuits concretos o establecer algún tipo de conversación? ¿O sólo tuitea sus propias cosas?

Si sólo se dedica a tuitear de manera 'unilateral', pueden pasar dos cosas: o que realmente sólo le guste tuitear sus cosas... o que sea un bot. En caso de que sólo retuitee lo de los demás y lo haga de manera masiva, ojo: es muy probable que sea un bot, así que pierdes el tiempo siguiendo a esa persona.

4.- Usa hashtags y palabras clave sin parar.

Todos los hemos conocido: hay usuarios que, por motivos que se nos escapan, le ponen un hashtag a todo: “El #presidente del #Gobierno anuncia una #bajada del #paro”. Es probable que lo haya hecho motu proprio, más allá de que creas que le hacen falta unos consejos para tuitear, pero en ocasiones no hay lugar a la duda.

Si la persona que te ha seguido usa hashtags de manera compulsiva, se sube el carro del trending topic del momento para tuitear otras cosas o usa palabras clave que no tienen nada que ver con lo que está publicando, esa persona no te interesa. Esta más preocupada por su propia reputación que por disfrutar en una red social.

5.- Usa un acortador de url's específico.

Con lo fácil que es poner una url en Twitter y que la propia plataforma te la acorte... ¿por qué iba una persona a usar un acortador propio? Esto puede tener cierto sentido: igual es un profesional que quiere medir el alcance de sus tuits.

Ahora bien, si ves que esa persona tuitea noticias de manera compulsiva, sus fuentes son casi siempre las mismas y usa un acortador de url's propio, alerta: puede que estés ante un bot... o ante alguien con verdaderos problemas de interacción social sincera.

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 24/03/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.