TecnoXplora » Móviles

NUEVO TERMINAL DE SONY

Xperia Z3 Compact: pequeño y matón

Varios fabricantes han optado por lanzar versiones en 'miniatura' de sus buques insignia. En algunos casos tienen más de colchoneta hinchable que de buque, pero el Xperia Z3 Compact de Sony es un auténtico acorazado.

Xperia Z3 Compact de Sony

Sony Xperia Z3 Compact de Sony

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 26.12.2014 00:38

El mercado de la telefonía móvil está empeñado en luchar contra los pantalones de pitillo a golpe de pantallas de 5 pulgadas en adelante. Sin embargo, hay usuarios que se resisten a abandonar los teléfonos que se pueden utilizar sin problemas con una única mano. Las versiones en miniatura son para ellos.

El problema es que en muchas ocasiones la versión 'mini' solo tiene de su hermano mayor el apellido y la ropa que ha heredado de él, vieja y pasada de moda. Por suerte, Sony ha optado por hacer un modelo en el que solo cambian el tamaño y algunas características concretas (2 GB de RAM en lugar de 3 GB, por ejemplo). Honra el nombre de la familia. Y va más allá.

Xperia Z3 es uno de los teléfonos del año, pero queda por detrás de varios terminales. Xperia Z3 Compact es uno de ellos. Puede parecer una locura, pero es una de las mejores opciones por debajo de las 5 pulgadas, donde -también es cierto- tiene menos competencia.

Los secundarios a veces se llevan el MVP: le pasó a Kawhi Leonard en el último anillo de los Spurs y le pasó a Samsung con su Galaxy Note 4, aunque en este caso era más bien un jugador franquicia a la sombra de una superestrella, como Kevin Love en los 'Cavs' de Lebron 'Galaxy S5' James.

El diseño del Xperia Z3 Compact es tan elegante como el de la versión de 5,2 pulgadas, pero mucho menos sobrio. Sin llegar al colorido de la gama Lumia y sin necesidad de colores estridentes (aunque está disponible en varios), da un toque más entretenido a una de las líneas más serias del momento. Además, la pantalla (que se queda en 720p) ocupa casi la totalidad de la parte frontal, en la que los marcos son bastante reducidos. Por dentro, la capa de personalización de Android de Sony todavía es de las más sutiles, si bien está muy lejos de lo mejor que hay ahora mismo en el sistema operativo de Google: Lollipop.

A nivel de rendimiento apenas se aprecia que haya perdido 1 GB de RAM respecto al Z3 y su Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,5 GHz proporciona una potencia que sorprende en un dispositivo de esta apariencia. Es como una Vespa trucada que sale disparada cuando el semáforo se pone en verde.

La cámara es otro de sus puntos fuertes, de nuevo también ayudada por la competencia. No es un gama media, ni por precio (500 euros) ni por características; sus rivales en la categoría Alevín, sí. Esto hace que su cámara de 20,7 megapíxeles no tenga rival, incluso si estos solo se pueden aprovechar en el modo manual.

Pero no todo van a ser ventajas. Por mucho que por componentes, diseño y calidad general sea de lo mejor que se puede encontrar en este tamaño, tiene un gran problema: muchas veces los usuarios renuncian a una pantalla más grande por motivos económicos, no por comodidad. En ese caso tiene poco que hacer, ya que dobla el precio de otros terminales parecidos.

Publicidad