La semana pasada Apple presentaba su nuevo iPhone SE 2020, un terminal que se había hecho esperar bastante tiempo, nada menos que cuatro años, el tiempo que había transcurrido tras la presentación de la primera generación. Este teléfono se ha convertido en la resurrección de los iPhone más clásicos, ya que es un híbrido entre el diseño del iPhone 8 y la cámara del iPhone XR. Aunque lo más llamativo de este teléfono es que cuenta nada menos que con el procesador de los iPhone 11, el Apple A13 Bionic. Un teléfono que debería garantizarnos un rendimiento como el de los topes de gama de Apple, pero nada más lejos de la realidad por lo que se ha podido comprobar ahora.

Es muy rápido, pero no tanto como el iPhone 11

Es curioso, porque el iPhone SE en su momento se convirtió en el teléfono más rápido del mercado, incluso por encima de los iPhone más potente de su generación. También entonces equipaba el procesador de estos últimos. Pero parece que en este caso no ha ocurrido lo mismo, y Apple le habría quitado las vitaminas a su nuevo teléfono barato. Eso es al menos es lo que se ha comprobado en el paso del iPhone SE 2020 por AnTuTu, el test de rendimiento más popular del mercado. En este normalmente todos los teléfonos suelen mostrar su máximo rendimiento posible en una puntuación que cada generación va siendo más alta, lógicamente por la mejora de rendimiento de cada generación de procesadores.

iPhone SE de 2020 | Apple

Y aunque el iPhone SE 2020 cuenta con el Apple A13 Bionic como procesador, el mismo del iPhone 11, 11 Pro y 11 Pro Max, no solo no es más potente, sino que además lo es menos. El nuevo iPhone SE ha cosechado un resultado de 492116 puntos en AnTuTu, lo que queda por debajo del iPhone 11 Pro Max, que ha cosechado más de 530000 puntos, y menos también que el iPhone 11 estándar, que ha puntuado en más de 517000 puntos. Todo esto tendría una explicación, aunque no es oficial por parte de Apple, de que el chip A13 de este teléfono trabajaría a una velocidad de reloj inferior a la de los otros modelos. Esto es algo que se suele hacer para que el procesador consuma menos energía.

iPhone SE de 2020 | Apple

Algo que podría tener bastante sentido, si tenemos en cuenta que el iPhone SE 2020 es un móvil con una batería mucho más pequeña que la de sus hermanos mayores, ya que su tamaño es más pequeño. Lógicamente al ser el procesador tan potente como el de los iPhone 11, con una batería más pequeña, el consumo seguiría siendo igual de alto, y por tanto la autonomía menor. De esta manera consigue un gran rendimiento, de hecho es más potente que cualquier móvil de menos de 500 euros del mercado. Pero lógicamente no llega a la potencia de los iPhone 11. Y aun así hay que reconocer que la diferencia es muy pequeña, por lo que no hay que alarmarse, ni mucho menos, el iPhone SE 2020 sigue siendo un móvil muy potente en frasco muy pequeño.