Sin duda ha sido la noticia del año en el segmento de los smartphones, el veto impuesto por Estados Unidos a sus empresas para que hagan negocios con distintas empresas chinas, entre las que se encuentra Huawei. Esto ha supuesto una amenaza enorme sobre el fabricante chino de smartphones, que es el segundo más importante en todo el mundo, ya que el veto le impide contar con tecnología estadounidense o afín en sus móviles, desde el sistema operativo Android a sus propios procesadores, todo se ve amenazado por este veto. Un veto que había sido pospuesto durante tres meses, para poner en orden todo dentro de estas empresas antes de ejecutarse el veto. Una moratoria que acaba hoy, y que podría extenderse otros noventa días.

¿Qué pasará finalmente con Huawei y su problema con Android?

Como os hemos contado, hoy 19 de agosto expira el plazo dado por la administración Trump a las empresas norteamericanas para hagan efectivo el fin de los negocios con las empresas chinas que forman parte de la lista negra creada por el gobierno. Una de las más afectadas e Huawei, que de comenzar hoy el veto ya no podría integrar Android en ninguno de los móviles que lance al mercado a partir de mañana, algo que sería demoledor para su negocio fuera de China. Pues bien, cabe la posibilidad de que haya una moratoria por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Huawei | EFE

Tal y como hemos conocido durante el fin de semana gracias a Reuters, el departamento de comercio del gobierno estadounidense estaría barajando extender la prórroga concedida a las firmas estadounidenses para hacer negocios con Huawei. Esta prórroga sería igualmente de noventa días, por lo que se extendería hasta el próximo 19 de noviembre. Esto permitiría a Google y otras grandes empresas estadounidenses seguir haciendo negocios con Huawei, y por tanto no cambiaría nada en los móviles de los chinos, que podrían seguir utilizando Android en todos los móviles que se vendan de aquí al próximo 19 de noviembre.

Huawei P30 Lite | Huawei

Ahora mismo esto solo son conjeturas, ya que a pesar de la información de Reuters no hay nada oficial aún, lo que es algo inquietante porque como sabéis hoy mismo acaba la prórroga. De no cristalizarse esa prórroga, las consecuencias para Huawei podrían ser devastadoras, que aunque ha presentado hace unos días su nuevo sistema operativo HarmonyOS, es evidente que aún no está preparada para poder prescindir de Android en la totalidad de sus móviles. A pesar de que exista una nueva prórroga de 90 días, parece que Trump sigue enrocado en la misma posición radical frente a Huawei, por la grave amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos que supone la empresa china.

El presidente estadounidense Donald Trump (d) es recibido por su homólogo de China Xi Jinping (c) | EFE

El origen de todo este problema se basa en la supuesta amenaza para la seguridad estadounidense que supone el origen chino y la gran magnitud del negocio de redes de Huawei a nivel global, ya que en cualquier momento el gobierno chino podría utilizar las enormes redes de comunicaciones con las que cuenta en todo el mundo para poder recolectar información de inteligencia, y así tener una clara ventaja frente a Estados Unidos. Pero esta práctica ha sido negada una y otra vez por Huawei, que se ha ofrecido incluso a firmar acuerdos para preservar la privacidad de los datos que manejen sus redes. Veremos qué ocurre finalmente con este importante veto.