LICENCIAR PARA MOSTRAR ANUNCIOS

LICENCIAR PARA MOSTRAR ANUNCIOS

Google empieza a inyectar anuncios en los resultados de su Assistant

El asistente personal Google Assistant ha abandonado su política de neutralidad en lo que a información se refiere. Ahora empezará a mostrar anuncios a los usuarios que hagan consultas en su móvil a través de comandos de voz.

Google Assistant
Google Assistant | TheBetterDay en Flickr cc
Pablo G. Bejerano
 Madrid | 08/04/2019

El asistente de Google se mantenía por ahora alejado del modelo de negocio de la compañía. Al menos en lo referente a mostrar anuncios (porque evidentemente sí recogía información sobre el comportamiento de los usuarios que se utiliza para servir publicidad en otros servicios, como YouTube o Gmail). Pero esta estrategia toca a su fin.

Google ha empezado a desplegar anuncios cuando se utiliza su asistente personal, bautizado como Assistant, aunque a veces se hace difícil separar a este de la marca del propio buscador. Si un usuario pide por comando de voz que su móvil le muestre ‘hoteles cerca’, el resultado incluirá publicidad. Tal y como ocurría en una búsqueda tradicional, de texto.

La introducción de los anuncios no llega sola sino camuflada entre otra batería de novedades. Las respuestas del asistente empezarán a incluir también más elementos visuales e interactivos. Una forma de enriquecer sus resultados para, en definitiva, ser más útiles a los usuarios.

Lo que no enriquecerá los resultados serán los anuncios. La nueva funcionalidad empezará a desplegarse poco a poco. Solo con el paso del tiempo y tras ver cómo se comportan los usuarios ante la publicidad, esta se extenderá de forma masiva. Pero por el momento ya hay algunas capturas de pantalla que indican cómo será el formato.

Como también ocurre en el buscador, los anuncios se colocarán en la parte superior de los resultados de búsqueda. Esto, en una pantalla móvil, puede ocupar prácticamente todas las opciones a la vista. Puede que haya uno, dos y hasta tres anuncios, marcados con el distintivo ‘Anuncio’ en un recuadro. A continuación vendrán los resultados mejor posicionados de forma orgánica.

En realidad este es el camino natural de Google Assistant. Es el que han seguido YouTube, Gmail y, por supuesto, el buscador de la compañía. Google desarrolla utilidades para los usuarios con el fin de rentabilizarlas por la vía de la publicidad. Y mientras sigan siendo útiles para el usuario, este los seguirá usando, pese a los anuncios.

Si bien el modelo de la publicidad online segmentada, como la practican Google o Facebook, se ha encontrado con dificultades últimamente. El escándalo de Cambridge Analytica y Facebook ha salpicado a todo el sector. A lo que se suman las manchas que el propio Google, y también Twitter, acumulan en la investigación que estudia la posible manipulación en las elecciones estadounidenses de 2016. No son tiempos para alardear de publicidad online. Quizá por eso los anuncios hayan tardado tanto en llegar a Assistant, que ya se usa abundantemente desde hace algún tiempo.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.