TecnoXplora » Internet » Empresas

SE ACABA EL ULTIMÁTUM Y LA COBERTURA OFICIAL DE MICROSOFT

Ahora o nunca: ¿qué hacer para actualizar tu equipo con Windows XP?

Estamos a principios de 2014. Windows XP fue presentado en 2001 y aún hay equipos que están funcionando con este sistema operativo. Las actualizaciones están a punto de acabar, con el riesgo que eso supone. Sin embargo, es así de sencillo actualizarse.

Windows 8, totalmente adaptado a las pantallas táctiles

Manu Contreras bajo licencia CC Windows 8, totalmente adaptado a las pantallas táctiles

Publicidad

Manu Contreras | @mcontreras | Madrid
| 21.02.2014 12:50

Va a ser dramático, pero inevitable. Se acerca el cambio de millones de PCs funcionando con Windows XP a un nuevo sistema operativo más avanzado y, sobre todo, actualizado. Tras más de una década de uso, Windows XP ha sido uno de los productos de Microsoft con más éxito en su historia. Pero hay que decirle adiós: Microsoft dejará de actualizarlo, convirtiendo el programa en un sistema operativo más que vulnerable.

Efectivamente, sin la actualización nuestra de cada martes Windows XP será pasto de malware y virusPor eso actualizarse es tan importante. Y es que mucho ha pasado en una década: ahora todos tenemos un PC en nuestro bolsillo o simplemente lo hemos reemplazado por tablets.

¿Cuánto cuesta actualizarme?

Dependerá de si quieres actualizar tu sistema operativo, o si tu PC ya está tan viejo y sin posibilidades que necesitarás un equipo nuevo.

Si tu caso es simplemente actualizar el sistema operativo al último Windows 8.1, Microsoft vende directamente la licencia a 119,99€. Esto puedes multiplicarlo por el número de equipos que tengas para actualizar. En el caso de empresas que requieran funciones especiales de seguridad, como el bloqueo BitLocker, conectarse a un equipo en remoto o a la red privada de una empresa (VPN), Windows 8.1 Pro cuesta 279,99€.

Pero si lo que necesitas es un nuevo equipo, aquí estás de suerte, porque todos los equipos ya llegan con Windows 8.1 instalado, y en el raro caso que la última versión no esté instalada, puedes actualizarte gratuitamente desde la tienda de aplicaciones de Windows.

¿Cómo actualizarse a Windows 8?

Quizá estés pensando que Windows 8 no es para ti, que es mejor pasarse a Windows 7. La mala noticia es que ya no se venden “oficialmente” más licencias de Windows 7, la buena es que si te da miedo la nueva interfaz de Windows 8 siempre puedes activar el escritorio tradicional como el principal.

Windows 8 funciona en casi todos los equipos que podían funcionar con Windows 7 y, aunque los requisitos son diferentes, básicamente irá en cualquier equipo con un procesador de 1 GHz con 1 GB de memoria RAM y con un mínimo de 16 GB de memoria interna para la instalación.

Lo primero que tienes que hacer es lo de siempre: las copias de seguridad de tus archivos y aplicaciones. Una vez hecho esto deberás decidir que versión de Windows necesitas y comprarla directamente a Microsoft. Lo bueno es que es una descarga, pero Microsoft te da una aplicación para crear un DVD o una memoria USB desde la que instalarlo.

La instalación no es más dolorosa que instalar Windows XP o Windows 7, es un proceso simple que, dependiendo del equipo, puede tardar más o menos.

¿Qué otras opciones tengo?

Digamos que Windows XP te ha funcionado durante mucho tiempo porque es el sistema operativo que venía por defecto instalado en tu equipo y al que te has hecho sin problemas. Pero si decides que Windows 8 no es para ti, siempre tienes otras dos opciones.

Una es actualizar tu equipo a un portátil o todo en uno de Apple. Sus equipos son una buenísima opción de diseño y durabilidad, pero lo más importante es que ofrece actualizaciones gratuitas del sistema operativo y, desde hace unos meses, la suite de ofimática que contiene Pages (reemplazo de Word), Numbers (Excel) y Keynote (PowerPoint) es gratuita con todos los nuevos equipos. Es una buena opción si el nuevo Windows no es de tu agrado y el trabajo se basa en aplicaciones Office ya que existe versión para OS X o usar las herramientas de Apple.

Pero el gastarte tanto dinero en actualizar uno o varios equipos puede no ser una opción. En este caso es el software libre quien te ofrece la solución más barata y cada vez más sencilla de usar. El reemplazo de Windows puede ser Ubuntu, una de las distribuciones Linux más populares y usadas en PCs. Como solución de ofimática, Ubuntu integra LibreOffice, compatible con archivos Office de Microsoft y que de nuevo, es completamente gratuito.

Publicidad