ENCUENTRA EL PARECIDO

ENCUENTRA EL PARECIDO

De Slack y la esvástica a Airbnb y los genitales: los nuevos logos más 'troleados'

Cuando una empresa famosa en internet cambia su logo, los más troll de internet se tiran al cuello. Slack lo está sufriendo en los últimos días, viendo cómo su emblema se convierte en esvásticas y otras cosas desagradables en manos del Photoshop de los menos fans. Le sucedió lo mismo a Airbnb, a Zara… Repasamos las polémicas más sonadas.

Logo de Airbnb
Logo de Airbnb | Pexels

David G. Ortiz | @gomezortiz | Madrid | 21/02/2019

Sucede una y otra vez, aunque enseguida lo olvidamos. Cada vez que una marca famosa rediseña su logo, sobre todo si hay por dónde sacar punta, los internautas (sobre todo los más ‘trolls’) se frotan las manos y se lanzan no solo a criticar la renovada propuesta, sino a menudo también a demostrar sus dotes de Photoshop (sarcástico) con montajes que dejan en evidencia parecidos razonables involuntarios y otras vergüenzas de los nuevos logotipos.

Con el tiempo, nos acostumbramos a lo nuevo y nadie recuerda que hubo un día en que la imagen lucía diferente, pero las risas del primer día merecen un repaso. He aquí la antología del ‘trolleo’ a los rediseños de marcas, empezando por uno muy reciente.

Slack y la esvástica

Fue revelar el servicio de comunicación interna más de moda en las empresas su nuevo logo y en cuestión de minutos ya habían brotado los fotomontajes. Para algunos, los más malévolos, la rediseñada imagen luce como una esvástica hecha de penes” y, por lo tanto, falla al dar respuesta a las dos grandes preguntas que debe hacerse un diseñador antes de presentar un nuevo logo (que son, precisamente, si luce como el símbolo nazi y si se asemeja a los genitales).

 

Airbnb y las partes pudendas

A día de hoy ni concebimos el logo de la plataforma de alojamiento de otra forma, pero lo cierto es que, cuando fue revelado, causó un enorme revuelo por su parecido no solo con los genitales masculinos, sino también, según se mire, con los femeninos. En realidad pretende ser un clip doblado con la forma de la A de Airbnb, pero lo cierto es que es difícil ver otra cosa que aquella que sugerían los tuiteros...

Zara y los espacios menguantes

La firma de moda española también tuvo su ración de críticas y burlas cuando presentó un nuevo logo que restaba espacio entre las letras que conforman la palabra Zara. Lo cierto es que se parece al anterior, pero algo así como si lo hubieran aplastado para ocupar menos espacio. Innovador, desde luego, pero también muy fácilmente ‘trolleable’. Y así sucedió, con numerosos internautas imaginando cómo quedaría el logo en unos años si siguiera comprimiendose.

 

Instagram y el minimalismo

Cuando la red social de fotos por excelencia decidió modernizar su logo, para adaptarlo a la actual tendencia de diseño plano (‘flat design’), las puyas no se hicieron esperar. Comparado con su antigua imagen, una realista y cuidada representación de una cámara antigua, lo cierto es que lucía simple… Y aunque probablemente era el objetivo, a muchos ‘trolls’ les sirvió para apuntar que el nuevo logo lo podría haber hecho un niño o un novato utilizando el Paint o un Word Art de Windows 95.

 

La Federación Internacional de Ajedrez y el Kamasutra

Hay veces que la similitud entre un nuevo logo y algo a lo que no debería parecerse es tan obvia que cuesta entender cómo es posible que al diseñador se le pasara por alto. Y es el caso de este logo en el que dos ajedrecistas parecen envueltos en algo más que una batalla de intelectos. Cuesta no pensar en una escena de índole sexual nada más echarle un vistazo, así que no es de extrañar que profesionales del tablero y ‘trolls’ de internet se pusieron de acuerdo en tirar por tierra el logotipo.

 

Gap y el rediseño más breve de la historia

O igual ha habido alguno que durase todavía menos, pero la marca de ropa solo tardó una semana en retirar este diseño tras la enorme polémica que generó. En este caso, darle la razón a los que se burlaban es sencillo, pues es verdad que unas letras negras con tipografía Helvética y un cuadrado con un degradado sencillote más parecen la obra de un aficionado que un logo a la altura de una multinacional. En respuesta, la comunidad de diseñadores de 99Designs organizó un concurso para enseñarle a Gap cómo hacer un buen logo. Y lo cierto es que casi todas las propuestas son mejores.

Trump y el macho dominante...

Si se trata de algo relacionado con Donald Trump, que media internet se vuelque en hacer mofa es poco menos que obligado. Así sucedió con el logo de su campaña a la presidencia en tándem con el el gobernador de Indiana Mike Pence (hoy, lógicamente, vicepresidente de los Estados Unidos). Como no tardaron en señalar los internautas, la T de Trump penetraba de un modo peculiar en la P de Pence, como si el multimillonario del tupé tratara de enviar algún mensaje sobre quién era el macho alfa de la candidatura.

 

… y Hillary y su logo ‘amateur’

Al otro lado de la contienda, optando a la presidencia por los demócratas, Hillary Clinton también utilizó un logo que dio mucho juego a los trolls’, por varias razones. A algunos les parecía obra de un novato, a otros les recordaba a la señalización de un hospital y a varios, los más malévolos, les parecía que esa flecha roja bien podría señalar un giro a la derecha en las políticas de la formación progresista.

 

Son muchos los diseñadores que no han tenido suficientemente en cuenta a las masas iracundas de la Red antes de mostrar sus creaciones. A veces, todo hay que decirlo, es imposible. Ningún nuevo logo gusta a todo el mundo, así que habrá que conformarse con dar una respuesta más o menos satisfactoria a las preguntas del millón: ¿parecen genitales? ¿Y una esvástica? Cuanta menos munición tengan los ‘trolls’, mejor.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.