TecnoXplora » Gadgets

Gadgets

El "truco" para que tu Chromecast reproduzca vídeos de una forma más fluida

Hay una forma de priorizar la fluidez del vídeo sobre la resolución

Chromecast

Google Chromecast

Publicidad

Google ha conseguido que sus Chromecast se hayan convertido en uno de los mejores dispositivos para ver contenidos en nuestro televisor. Un dispositivo que no tiene demasiados secretos, y que precisamente por su sencillez de uso es uno de los más utilizados para enviar contenidos. Pero hay algunos ajustes que pueden mejorar la experiencia visual, siempre adaptándose a nuestros gustos y necesidades en cada momento. Hoy nos fijamos en un aspecto de la configuración de este dispositivo que nos permitirá priorizar algunos parámetros que mejorarán sin duda alguna la calidad de reproducción. El objetivo en este caso es conseguir que la reproducción del vídeo sea más fluida de lo habitual.

Ajustes para mejorar la reproducción de los vídeos

Los ajustes del Chromecast nos permiten acceder a algunas opciones muy interesantes para adaptar la reproducción a través de él a nuestro gusto. Aunque es un dispositivo que no cuenta con una interfaz propia, es a través de la app de Google Home como podemos acceder a la configuración de este dispositivo. Desde ahí podemos acceder a unas funciones bastante útiles. Aunque nos vamos a fijar en una que nos permite mejorar la fluidez del vídeo. En el caso de los Chromecast Ultra, que pueden reproducir vídeos en 4K a 60fps, podemos elegir una función para hacer el vídeo más fluido, a la que podemos acceder así:

  • Abre la app de Google Home
  • Pulsa sobre el Chromecast que quieres configurar
  • Selecciona el icono de la tuerca en la parte superior derecha
  • Deslízate hasta la sección de “Pantalla”

Activando este modo para el Chromecast | Tecnoxplora

Dentro de este menú encontraremos una opción llamada “fluidez de vídeo” que por defecto se encuentra desactivada. Con ella activada lo que conseguimos es que se priorice la fluidez del vídeo a la calidad del este. Lo que hace este modo es reducir la resolución de vídeo manteniendo los 60Hz para que la imagen se vea lo más fluida posible. De esta manera la imagen siempre se verá de forma fluida y se evitará la interrupción de la reproducción habitual cuando se envían contenidos con una resolución mayor. Esto también es ideal cuando se utilizan televisores que no cuentan con la posibilidad de reproducir contenidos en 4K. De hecho Google nos recomienda mantener activada esta función para garantizar siempre una reproducción de vídeo fluida y sin cortes. Aunque puede que algunas veces notemos que la resolución no es tan alta, pero no habrá cortes, ya que se adaptará automáticamente siempre la resolución y los Hz.

En el caso de los contenidos deportivos, si notas que la imagen no se ve todo lo fluida que debería, tenemos incluso otro modo disponible, como es el de los 50Hz, que se puede activar con el modo “HDMI a 50Hz”. En cualquier caso es el modo de vídeo fluido el que nos ayuda a disfrutar de unas reproducciones más estables independientemente de la conexión y del televisor en el que estemos utilizando este dispositivo de Google.

Publicidad