TecnoXplora » Gadgets

NUEVO GADGET PARA LOS SELFIES

Podo, una cámara pegajosa para que te olvides de los palos para selfies

Una de las invenciones más cansinas y ególatras de nuestra humanidad ha sido el selfie. Por si fuera poco con ese derroche de narcisismo que gastan los que se pasan el día fotografiándose en distinto lugares y con variedad de gestos (que alguien destierre, por favor, a los que ponen morritos en sus instantáneas), van y crean el 'palito' para selfies. Pero ya hay antídoto

Dispositivo Podo para hacer selfies

Podo Dispositivo Podo para hacer selfies

Publicidad

Un palo, un palo (que diría el niño aquel)... Nos hemos vuelto locos con un palo que fue el regalo estrella de las pasadas navidades. Yo, personalmente, estoy de los selfies y los palos para los mismos un poco cansada. Por lo menos, cúrratelo un poquito más.

Hasta aquí mi reivindicación antiselfie y antipalo. Pero como sé que muchos sois amantes de las autofotos (una amiga mía los lleva años haciendo bajo la denominación un “aquí-cabemos-todos”, visionaria ella) he descubierto algo que me ha reconciliado un poco con ellos.

Se trata de Podo, una cámara que se pega en cualquier superficie y que una vez sincronizada con tu teléfono te hace los selfies que quieras. Esto ya es otra cosa.

Evidentemente su mecanismo está más trabajado que el de un palo extensible. Está dotada con sensor de 8 megapixels y capacidad para grabar video a 720 p. Además, cuenta con una memoria interna de 4 GB de almacenamiento ¡Ah! Y lleva un flash de 8 leds, ¿a que cada vez te gusta más?

Para conectarla a tu smartphone solo necesitas conexión Bluetooth para enviar las fotos y podrás previsualizar la que vas a hacer.

Más cosas de Podo: tiene acelerómetro, su tamaño es reducido y tiene una batería de 600MhA, lo que según sus creadores garantiza unas dos horas de vídeo.

Otro de los aspectos curiosos de Podo es que tiene función Time Lapse, por lo que puedes programas cada una de las fotos que quieres tomar.

Su funcionamiento no puede ser más sencillo: pega tu Podo a la pared -o a donde quieras-, la cámara se conecta con tu dispositivo y con la aplicación para el teléfono puedes hacer las fotos y los vídeos. Después, con su app, puedes -como no- compartir tus fotos en las redes sociales.

El diseño de Podo es además muy molón e informal, en colores rojo y azul. Si quieres uno de ellos, tendrás que esperar hasta agosto, cuando comiencen los primeros envíos encargados en Kicksatarter.

Y parece que van a mandar muchos porque de los 50.000 dólares que pedían, mientras una escribe estas líneas ya iban por los 267.555 dólares.

Palo, ¿qué palo?

Publicidad