Los televisores se han convertido en un dispositivo móvil más en el mercado, al menos están acaparando la atención de los principales fabricantes de smartphones del momento, y su gran conectividad y sistemas operativo similares a los de los móviles están haciendo el resto. Y ahora Xiaomi ha ido un paso más allá en un aspecto al que no se le da demasiada importancia, como es el del diseño de los televisores, que en la gama Premium es un aspecto clave. Xiaomi ahora ha dado la campanada en este aspecto con sus nuevas Smart TV que prescinden completamente de los bordes en la pantalla.

Diseño exclusivo a un precio muy contenido

Sin duda es algo que llama mucho la atención, normalmente los televisores con un diseño exclusivo tienen un precio realmente prohibitivo, pero no es el caso de estas que ha lanzado ahora Xiaomi, tal y como podemos comprobar en el día de hoy con unas televisiones de aspecto espectacular y un precio realmente ajustado. Se trata de los nuevos Xiaomi Full Screen TV Pro, las Smart TV más avanzadas de Apple, y que sin duda llegan con un aspecto imponente. Estos nuevos televisores llegan en tres tamaños diferentes, de 43, 55 y 65 pulgadas, por lo que tenemos tamaños que abarcan todos los gustos y necesidades.

Xiaomi Full Screen TV Pro | Xiaomi

La resolución es 4K, de 3840 x 2160 píxeles. El ángulo de visión para poder ver correctamente la imagen es de 178 grados. Son compatibles con HDR10, por lo que vamos a poder disfrutar de los colores y negros más reales, con un gran contraste y aspecto vívido. El rango dinámico es de última generación y el brillo también es de los más avanzados que podemos encontrar en un televisor de este tipo. Estos televisores pueden reproducir contenidos en 8K, gracias a una tecnología de reescalado que nos permite ver estos contenidos de alta calidad en una resolución inferior.

Xiaomi Full Screen TV Pro | Xiaomi

Sin duda alguna el diseño es el principal atractivo de estos nuevos televisores de Xiaomi, ya que como os contábamos no tienen borde alguno. Hasta tal extremo llega este diseño que la pantalla ocupa un 97% del frontal del televisor. Esto quiere decir que ni tan siquiera los teléfonos móviles con pantalla sin bordes consiguen tener tan pocos bordes como estos televisores. Algo prácticamente sin precedentes, sobre todo si tenemos en cuenta el precio tan ajustado de estos dispositivos. Su acabado es de lujo, con aluminio y fibra de carbono. Dentro cuentan con un procesador Amlogic T972 de cuatro núcleos, ofreciendo hasta un rendimiento de hasta el 60% superior y un menor consumo de energía.

Cuenta con 2GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno. El sistema operativo con el que cuentan es Android TV, por lo que puede cargar miles de apps desde Google Play. Viene equipada con sonido Dolby Audio y DTS, así como con conectividad Wifi y bluetooth, así como todo tipo de conectores USB o HDMI. Como os decía el precio de estos televisores, con este diseño es irrisorio. El modelo de 43 pulgadas cuesta 192 euros, el de 55 pulgadas 307 euros al cambio y el de 65 pulgadas solo 435 euros.