Cada vez es más común pagar con tarjeta en más sitios, e incluso pasar dinero a tus amigos mediante la aplicación móvil del banco. Pero no todos los establecimientos a los que acudimos o todas las tiendas en las que compramos tienen datáfono, el aparato que permite cobrar a los clientes el importe de su compra mediante una tarjeta, bien sea de crédito o de débito.

Y para obtener ese dinero, el gesto más común es acudir al cajero y sacar dinero. Mediante una simple operación bancaria, es fácil obtener efectivo para poder realizar tus compras al momento. Pero, en ocasiones, ir a sacar dinero puede convertirte en víctima de un fraude. La Guardia Civil ha advertido de un método de fraude común mediante el que los estafadores pueden robarte tu clave personal de la tarjeta.

Este engaño consiste en que, colocado encima del teclado original del cajero, los estafadores colocan un teclado falso muy difícil de detectar. Este artefacto, idéntico al original, permite a los timadores copiar tu número secreto y podrías no recibir el dinero que estás solicitando al cajero. Así que, si cuando vas a sacar dinero tu operación aparece como correcta pero no recibes el importe, puede que seas una víctima de este fraude.

Para evitarlo, la Guardia Civil recomienda realizar las comprobaciones que te mostramos en el vídeo. También ha advertido de otros timos como el ‘skimming’ o clonación de tarjetas. Para evitarlo, es fundamental no perder nunca de vista estos dispositivos y comprobar siempre que el importe cobrado en la tienda es el que esperabas. Si en algún momento sospechas que has podido ser víctima de este fraude, es imprescindible que avises a la Guardia Civil en el teléfono 062.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Vishing: la estafa telefónica que busca sacarte información

Estas aplicaciones han podido robar tus fotos del móvil