No cabe duda de que la palabra desinfección se ha convertido en una de las más repetidas en las últimas semanas. En estos tiempos de pandemia de COVID-19 una de las principales obsesiones tanto de autoridades sanitarias como de los propios ciudadanos es la de poder desinfectar de la manera más efectiva posible tanto los espacios públicos y comunes como nuestras propias casas. Hace unas semanas os contábamos que el móvil era uno de los objetos más propensos a retener todo tipo de agentes nocivos, y que existían una serie de cajas de luz que permitían desinfectarlos en unos minutos gracias a los rayos ultravioleta. Eso mismo es lo que ocurre con las lámparas que traemos hoy, que se pueden utilizar con pequeños objetos.

Unas lámparas que nos ayudan a desinfectar determinados objetos

Poco a poco, cada granito de arena nos puede ayudar a estar un poco más seguros en nuestro hogar. Y para ello podemos recurrir a unas pequeñas lámparas que utilizan la luz de rayos ultravioleta, que es uno de los métodos más efectivos para poder acabar con los agentes nocivos, entre ellos los virus como el COVID-19. Como sabéis con estos rayos se puede reducir la persistencia del virus en determinadas superficies, tal y como hace este dron del que os hablamos hace unos días, que puede desinfectar casas y establecimientos enteros con sus vuelos y las lámparas de rayos ultravioleta.

Lámpara UV | ACADGQ

Pues estas pequeñas lámparas de mano utilizan el mismo principio, cuentan con una batería que podemos cargar a través de un puerto USB, y permiten desinfectar ciertos objetos de un tamaño medio, más grande que un móvil, ya que la movilidad que nos permite nos da más libertad de movimientos. En Amazon tenemos algunos ejemplos de lámparas de este tipo que nos pueden ayudar a desinfectar objetos de todo tipo. Esta lámpara en que nos hemos fijado nos ofrece una desinfección efectiva en unos 20 segundos. En ese tiempo puede acabar con el 99% de los agentes nocivos si mantenemos la lámpara a una distancia de entre uno o cinco centímetros de la superficie.

Lámpara UV | RNIMA

Por supuesto hablamos de una lámpara respetuosa con nuestra salud. Esta utiliza nano cables de 260-280 nanómetros y tenemos un selector de luminosidad para adaptar el brillo de la luz que desprende la lámpara. Hay otros ejemplos en la tienda de lámparas de mano de este tipo,, que todas tienen más o menos un rendimiento similar. Todo depende siempre del tamaño del objeto que vayamos a desinfectar, pero normalmente nos llevará solo unos segundos acabar con los agentes nocivos.

Cuentan con certificación CE y RoHs. Por tanto se trata de unas lámparas ideales para esos objetos que usas a diario, como el teclado del ordenador, la propia mascarilla, el calzado, una almohada, cojín, todos esos objetos de un tamaño medio que nos permiten una desinfección rápida con una lámpara de este tipo. Su precio varía bastante, pero ya podemos conseguir una desde unos 30 euros. Por supuesto estamos hablando de dispositivos que ayudan a la desinfección, pero que no siempre van a garantizarla al 100%, porque todo dependerá de la propia naturaleza de los objetos a desinfectar y de nuestra paciencia con el proceso.