TecnoXplora » Gadgets

ESTRATEGIA DE EMPRESA

Los cascos con cable del iPhone son una transición: Apple te obligará a usar los inalámbricos

Apple ha cambiado los cascos con conexión tradicional por otros con conexión 'lightning'. Pero es sólo un paso intermedio: el objetivo es que acabes usando los Air Pods.

Airpods

Apple Airpods

Publicidad

El día 7 llegó el iPhone 7. Tras mucho ruido previo, y tanto o más posterior, Apple se cargó el jack de 3.5 mm de su producto estrella para dar paso a unos auriculares exactamente iguales, los EarPods, con conexión Lightning (incluidos con el iPhone), y a una propuesta nueva por la que hay que pasar por caja, los AirPods.

El pensamiento natural apunta a la voluntad de fidelizar en torno a Lightning, el conector propietario de Apple. Con él, y no con el jack de 3.5 mm, se ata al usuario a perpetuar la marca de teléfono, a renovar el terminal con otro de la misma marca. En pocas palabras, que los auriculares sean Lightning es otro argumento para no salir de Apple.

Pero en realidad no es exactamente así. Si Apple no ha desechado ya la posibilidad de conectar auriculares a través de este puerto es porque la sociedad no está preparada para verse empujada a lo inalámbrico como única opción para los auriculares. Por eso también parece no preocupar a Apple en exceso la queja de no poder cargar el iPhone mientras se están usando los auriculares: la solución es inalámbrica, tal y como Apple dibuja el presente y el futuro de la tecnología.

Otra razón es la económica: los AirPods no son unos auriculares sin cable al uso. Aparte del desafío energético y de sonido que supone no unirlos mediante un cable, como muchos otros modelos, tiene un chip propio, el W1. Ese chip le permite tener un sistema de emparejamiento no visto hasta la fecha por su velocidad y sencillez, así como la sincronización instantánea a través de iCloud: con emparejarlos al iPhone, se unirán también con el iPad, MacBook, Watch y demás dispositivos que tengamos configurados con nuestro Apple ID.

Esto hace que sean unos auriculares con un coste inicial de producción elevado: hay que amortizar su desarrollo. Una vez este coste esté amortizado, Apple podrá permitirse rebajar su precio… ¿e incluirlos en la caja?

Con este paso, Apple tendría mucho ganado en su cruzada contra los cables, en su horizonte onírico en el que se utilicen auriculares inalámbricos para escuchar música. Y de paso, un horizonte muy al estilo 'Her', con un auricular inalámbrico y (relativamente) discreto en el oído con quien hablar a través de Siri, que poco a poco va tomando forma tras unos primeros años de infrauso comparado con las expectativas que nos dejó Apple en su presentación, hace ahora cinco años.

Publicidad