PENSÓ QUE LA HABÍA PERDIDO

PENSÓ QUE LA HABÍA PERDIDO

Una mujer descubre que lleva 28 años con una lentilla incrustada en el ojo

Si usas lentillas puede que alguna vez hayas tenido miedo de que se te incruste en el párpado y por desgracia, en alguna ocasión puede pasar. Una mujer ha descubierto 28 años después una lente de contacto, que consideraba perdida, atrapada en su ojo. En este vídeo hemos recogido su historia.

Los ojos son una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo. Al mínimo contacto con una mota de polvo ya notamos picor, escozor, sensación de arenilla... Suele ser muy molesto y nos percatamos al instante de que hay algo que nos incomoda. Sin embargo, este no es el caso de una mujer de 42 años procedente de Reino Unido: tras 28 años, y por casualidad, le detectaron una lentilla incrustada dentro de su ojo izquierdo. En el vídeo recogemos toda la historia, que sin duda te sorprenderá.

Otros casos extraños de problemas oculares:

Encuentran 17 lentillas olvidadas en el ojo de una mujer: Un equipo de oftalmólogos tuvo que extraer un cúmulo de lentes de contacto del ojo de una paciente antes de operarla de cataratas.

Los médicos encontraron en el ojo de una mujer de 67 años un gran número de lentillas que la señora había olvidado quitarse. Encontraron los cuerpos extraños adheridos, formando una "masa azulada" y "unidos por un mucus", según explica 'British Medical Journal'. La paciente no había sentido ninguna molestia durante los 35 años que había llevado lentillas, pero al sufrir cataratas necesitaban aplicarle anestesia antes de operarla y fue entonces cuando encontraron las lentes de contacto.

Los médicos aseguran que nunca habían visto algo así. La propia afectada hizo público el caso para concienciar a las personas de lo que puede pasar si no tienes cuidado, ya que si no la hubieran intervenido, podría haber desarrollado una grave infección y haber llegado a perder la vista.

Y no ha sido la única que ha sufrido problemas oculares no muy comunes:

Retiran 14 gusanos del ojo de una mujer, infectada por la 'mosca de la cara': Una joven de 26 años se percató de la presencia de algo extraño en el ojo. Tras acudir al hospital, un oftalmólogo le extirpó 14 gusanos del ojo, que le habían provocado un parásito que deposita este tipo de mosca.

Abby Beckley fue la primera persona infectada por este tipo de larva. Se trata de un caso de Thelazia gulosa o thelaziosis, una larva que la mosca deposita normalmente en el aparato ocular de animales domésticos como perros y gatos, además del ganado, pero nunca antes había sido detectado en humanos. Los síntomas que produce este tipo de insecto pueden ser hinchazón de párpados, conjuntivitis y legañas abundantes, entre otras.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.