Se trata la primera infección humana por este tipo de larva. Se trata de un caso de Thelazia gulosa o thelaziosis, una larva que la mosca deposita normalmente en el aparato ocular de animales domésticos como perros y gatos, además del ganado, pero nunca antes había sido detectado en humanos.

Según han informado especialistas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), es la primera vez que se registra una infección por este tipo de parásito.

La joven vive en un hábitat rural por lo que podría haber contraído la infección por el contacto habitual con animales. Los síntomas que produce este tipo de insecto puede ser hinchazón de párpados, conjuntivitis y legañas abundantes, entre otras.