TecnoXplora » CienciaXplora

PELIGRO PARA LA SALUD PÚBLICA

A la UE le preocupan las drogas derivadas del cannabis y la venta en redes sociales de sustancias ilegales

El consumo de drogas ha recuperado e incluso superado los niveles prepandemia, según un informe del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías.

Droga

Droga Colin Davis para Unsplash

Publicidad

El consumo de drogas es un problema común al que se enfrentan las Administraciones por sus efectos en la salud pública y en la seguridad. El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías ha publicado un informe en el que revela su preocupación ante el repunte de su consumo y la proliferación de sustancias psicoactivas nuevas.

Entre los datos más destacables, el EMCDDA publica el repunte de la oferta y el consumo de drogas tras la disrupción provocada por la pandemia de COVID-19. En su 'Informe Europeo sobre Drogas 2022: Tendencias y novedades', el organismo describe que la disponibilidad de estas sustancias sigue siendo elevado en toda la Unión Europea, por ejemplo.

Además, en algunos casos, como en el de la cocaína, el consumo supera los niveles previos a la pandemia. El EMCDDA indica que las sustancias sintéticas siguen apareciendo en el continente, así como también los derivados del cannabis, que cada vez son más diversos.

"Las drogas habituales nunca han sido tan accesibles y siguen apareciendo sustancias nuevas y potentes", explica Alexis Goosdeel, director del EMCDDA. Desde el organismo también destacan que hay signos de retorno de consumo a los niveles anteriores a la pandemia en el análisis de aguas residuales.

Nuevas sustancias psicoactivas en la UE

El informe del EMCDDA indica que las nuevas sustancias psicoactivas siguen apareciendo en Europa a un ritmo de una por semana, lo que es para el Observatorio un "reto para la salud pública". Por ejemplo, en 2021 se notificaron 52 nuevas drogas de diseño, de los cuales seis eran opioides sintéticos, seis catinonas sintéticas y 15 nuevos cannabinoides sintéticos.

El EMCDDA pone especial interés en las catinonas, que son unas sustancias que a menudo se venden como sustitutos de estimulantes habituales como la cocaína o el MDMA. Solo en 2020 se incautaron en los 27 países de la UE, junto con Turquía y Noruega, un total de 6,9 toneladas de estas sustancias, provenientes del arbusto Catha edulis y con relación con las anfetaminas.

Los productos derivados del cannabis

El cannabis es la droga ilegal más consumida en Europa. Además, los productos derivados de la misma son cada vez más diversos y populares, como los extractos y comestibles, con alto contenido de THC. También se suelen vender los productos con CBD, que tienen menos contenido del psicoactivo tetrahidrocannabinol.

Según el informe, durante 2020 la tendencia se invirtió y comenzaron a tener mayor potencia de THC los productos derivados del cannabis que la propia hierba. Además, el EMCDDA destaca su preocupación por la adulteración de productos de cannabis ilegales con cannabinoides sintéticos, ya que estos pueden ser "muy potentes y tóxicos".

Aumenta la producción, el tráfico de drogas

La investigación del EMCDDA también indica que la producción de drogas aumenta en la Unión Europea, ya que en 2020 se desmantelaron más de 350 laboratorios ilegales de creación de estas sustancias. La mayoría de estos laboratorios ilegales fabricaban a gran escala cocaína, metanfetamina y catinona.

Además, la disponibilidad de sustancias ilegales también es alta en la UE. Durante 2020 los estados miembros se incautaron, por ejemplo de un 213 toneladas de cocaína, cuando en 2019 fueron 202. En el caso de la anfetamina, en 2020 se requisó una cantidad récord de 21,2 toneladas, cuando un año antes habían sido 15,4.

En cuanto a los laboratorios intervenidos, en 2020 se desmantelaron 23 de cocaína, 78 de anfetamina y 29 de MDMA. Además, se desmantelaron 15 centros de producción de catinona, y también, aunque son menos numerosos y frecuentes, de heroína, ketamina, GBL y DMT.

Preocupación por la disponibilidad de las drogas

Otra de las cuestiones clave que se plantea el EMCDDA para combatir el consumo de drogas es localizar los medios a través de los que se venden estas sustancias. En el informe publicado, el Observatorio publica sus sospechas acerca de que la red oscura o 'darkweb' está en declive.

De hecho, ofrece varias razones que explican su hipótesis. Entre ellas se encuentran la actividad policial, los problemas de entrega y las estafas. Además, indica las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea como una fuente de suministro "segura y cómoda". Al respecto, el EMCDDA subraya la necesidad de crear respuestas para combatir el consumo de estas sustancias en la UE.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La ciudad que más cannabis consume de Europa está en España

Publicidad