CURIOSIDADES CIENTÍFICAS

El motivo científico por el cual nos afectan más las críticas que los elogios

Los seres humanos tendemos a estar más afectados por las emociones negativas que por las positivas. Esto tiene su respuesta científica.

Hyliacom

Publicidad

Emociones negativas como las que experimentamos cuando nos focalizamos en ese examen que nos ha salido mal, le damos más vueltas de lo normal a un comentario insignificante o empatizamos más con las noticias negativas, son fruto de actuar bajo la respuesta de un mecanismo evolutivo.

Pero esto es algo que podemos controlar. Aunque nuestro estado de ánimo influye en la forma que tenemos de reaccionar a las cosas, el cómo nos influyen las emociones negativas tiene su respuesta científica.

El por qué reaccionamos así a las emociones negativas

Los ganglios basales, cuya función es el control motor, emocional y cognitivo, manejan nuestra respuesta de lucha o huida. El sistema límbico es la manera que tiene el cuerpo de tratar de comprender los peligros, gestiona aquello que entendemos como "instintos". Con la corteza prefrontal desarrollamos los razonamientos lógicos frente a las amenazas ya que se encuentra conectada con los ganglios basales y el sistema límbico.

Aunque la lógica pueda hacernos pensar que nos gustan más las historias optimistas, la conjunción de estos mecanismos hace que nos encaminemos más por ideas negativas. Esas emociones, como comentábamos antes, perduran más en nuestro cerebro que las positivas.

El sesgo de negatividad se puede convertir en un problema, pero que puedes evitar si fuerzas el sesgo de positividad. Es decir, darle más importancia a los comentarios buenos o noticias positivas. Según varios estudios, gozar de un buen sesgo de positividad se consigue con el paso de los años.

Controlar el optimismo excesivo

Los límites no son buenos y, aunque con la edad aprendamos a darles más importancia a los hechos positivos, hay que tener cuidado. Un optimismo excesivo puede llevarnos a cometer errores. Por ejemplo, cuando tienes que tomar una decisión y te dejas llevar por el optimismo, descuidas riesgos y ciertos aspectos negativos que también pueden influir en el resultado.

Es importante que, a la hora de procesar la información, también prestemos atención a los datos negativos para poder crear una opinión más equilibrada y tener en cuenta todos las ventajas e inconvenientes.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Un estudio científico revela tus secretos (aunque nunca los hayas contado)

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad