La NASA prevé enviar humanos a Marte en un futuro no muy lejano. Para que pueda llevarse a cabo esta compleja expedición, la preparación es máxima. Por tanto, se plantean muchas cuestiones. Pero la gran preocupación es que, más allá de las novedades tecnológicas (esto no habría sido posible unos años atrás), el ambiente de radiación del espacio plantea muchos riesgos potenciales para la salud de los astronautas, pues las capacidades del cuerpo humano para soportar ciertas condiciones son limitadas.

En concreto, lo que preocupa es cómo puede afectar al Sistema Nervioso Central. Estudios anteriores hallaron deficiencias de comportamiento manifestadas por roedores tras haber sido expuestos a distintos modelos de radiación cósmica, debido a que esta altera significativamente la actividad neuronal del hipocampo, estructura clave en el aprendizaje y la memoria. Esto ha sido fuente de inspiración para que un estudio reciente, publicado en la revista eNature, haya investigado en profundidad con nuevos paradigmas experimentales para simular el entorno de radiación que se da en el espacio de una manera mucho más realista. Algo que hasta entonces no se había llevado a cabo de una manera tan exhaustiva. Expertos de varias universidades de EE.UU. han realizado la investigación para poder prever cómo afectaría el viaje al planeta rojo a los astronautas.

Cohete despegando | Skeeze | Pixabay

Las investigaciones han sido posibles gracias a una instalación de irradiación de neutrones, capaz de simular las tasas de dosis bajas que se encuentran en el espacio, y a las que se expondrían los astronautas en la expedición. Los riesgos para el Sistema Nervioso Central de estas exposiciones se examinaron desde el nivel celular hasta los impactos a nivel animal. En el vídeo te explicamos cuáles son los efectos que la radiación del espacio profundo provocaría en los astronautas que viajen al planeta rojo.

Los expertos calculan que de una tripulación de cinco astronautas viajando a Marte, al menos uno mostraría estos síntomas al regresar a la Tierra. Además alertan que la presencia de similares déficits de conducta tras irradiaciones de diferentes dosis, significa que el Sistema Nervioso Central responde de una manera muy distinta al resto del organismo y puede suponer un gran peligro para todo el sistema nervioso.

La humanidad se enfrenta a constantes desafíos, y enfrentarse a uno a veces puede implicar enfrentarse a otro aún mayor. Queda largo camino por investigar, pero, como afirman los expertos, a pesar de que los esfuerzos por viajar a Marte no serán mermados por la radiación cósmica, esta puede ser "el mayor obstáculo que la humanidad debe resolver para viajar más allá de la órbita de la Tierra".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El descubrimiento que podría explicar el misterio de la formación de los planetas

Sistema Solar | Pixabay

El hongo mortal que podría convertirse en la primera enfermedad provocada por el cambio climático