Hay ingenios escondidos y desarrollados con exquisito rigor que pasan desapercibidos por algún motivo, casi siempre comercial o legal, pero que dejan boquiabiertos por su utilidad y/o diseño. Otros no pasan de proyectos utópicos lastrados por el sobrecoste o dificultad tecnológica y financiera. Pero todos derrochan talento e ingenio. Esta es una recopilación de muchos de estas ideas e inventos que apetece incorporar a nuestras vidas aunque sean productos descatalogados, en desarrollo o conceptos fuera de producción esperando la intuición de algún mecenas con buen olfato.

Tile. Los post-it con localización instantánea

Una muy buena idea en la última fase de Crowdfunding que despegará este verano. Pequeñas etiquetas que se pegan a cualquier sitio para tener controlados tus pertenencias. A través del bluetooth y una aplicación móvil podrás saber en cada momento dónde se encuentra tu portátil, tu bicicleta o un simple libro. Su reducido tamaño y buen diseño permiten colocarlos (o esconderlos) en cualquier parte.

Encontrar tus objetos perdidos es una especie de juego infantil (frío-caliente) supeditado, eso sí, al alcance de tu bluetooth. Prometen que no hay que cambiar nunca la batería de las etiquetas y conforme la comunidad sea más o menos grande los dispositivos asociados que encuentren etiquetas ajenas permitirán enviar su localización a los servidores centrales para luego enviarla a sus dueños originales y poder localizar sus pertenencias.

Tapi. La fuente para niños

Un ejemplo de idea genial, barata y práctica. De las pocas con éxito comercial. Es una pieza de silicona que sirve, por 4 euros, para distorsionar el chorro de cualquier grifo y convertirlo en una fuente para mejorar la accesibilidad de niños o personas mayores.

width=

AGIC Print. Fabricando circuitos impresos con impresoras convencionales

Una idea genial en fase de Crowdfunding. Promete convertir cualquier impresora convencional en una fábrica de circuitos impresos para tus desarrollos electrónicos, siendo así el complemento perfecto para una impresora 3D y una mente eficaz con los diseños.

El truco se basa en el desarrollo de la conductividad de la tinta al añadirle diminutas partículas de plata. La tinta se seca en pocos segundos y la conductividad emerge instantáneamente. Las propiedades de los circuitos impresos duran un año según sus especificaciones. El kit de desarrollo (sin impresora) cuesta 300dólares.

También han desarrollado un lápiz por 29 dólares con la misma tinta para los diseños a mano alzada

width=

Membrana electrónica para corazones enfermos

Quizás el invento del año con mejor perspectiva y vida útil, aunque habrá que esperar 10 ó 15 años para verlo en corazones humanos. Se trata de un marcapasos electrónico a medida de corazones maltrechos.

Científicos de la Universidad de Illinois utilizaron tomografía computerizada para escanear un corazón a un conejo vivo y crear un molde perfecto y entallado donde envolver la membrana y sus electrodos. De esta forma la señal eléctrica puede ser aplicada de una forma constante y milimétricamente distribuida por todas las fibras del corazón, logrando un ritmo ‘eterno’ que puede salvar muchas vidas.

El rascacielos invisible

El sueño de David Copperfield hecho realidad: un paso hacia la modulación visual de los perfiles de las grandes ciudades. Se trata de un concepto del estudio norteamericano de arquitectura GDS para la ciudad coreana de Cheongna, a las afueras de Seúl. En él se establecen las pautas de lo que será un edificio con un impacto visual mínimo

¿Cómo? A través de un sistema de leds, proyectores y cámaras de alta definición sus fachadas no serán más que inmensas pantallas que proyectarán su entorno. Un despliegue de vatios al servicio del paisaje mediante el trampantojo visual.

El compromiso del estudio de diseño es ofrecer la máxima invisibilidad que permita no suponer un problema para las aves o los aviones. La idea se me antoja brutal no sólo para edificios de nueva construcción sino para aquellos desastres formales que hemos heredado y que con los que tenemos que convivir irremediablemente. El proyecto de ejecución está diseñado y definido y ganó el concurso internacional convocado por la ciudad en 2013. En cuatro años estará listo.

width=

El password que se come

¿Cuántos password tienes que recordar a lo largo del día para acceder a tus infinitas cuentas? Lo que supone un sistema de seguridad para mejorar nuestra experiencia en internet es, normalmente, un engorro que solucionamos con mecanismos contraproducentes que van contra el mismo sistema, como apuntarlas en el móvil o usar la misma contraseña para todo. Para ello unos científicos de Motorola diseñaron una píldora capaz de convertir nuestro cuerpo en un sistema de identificación único.

La píldora reaccionaría con nuestros ácidos estomacales para activar un sistema de transmisión electrolítico. Una señal de 18-bits tipo ECG enviaría a cualquier dispositivo cercano y compatible nuestra contraseña única que nos permita el acceso. Si somos aprensivos con las ‘medicinas’ los mismos científicos han diseñado también un tatuaje electrónico para olvidar por completo nuestra lista de contraseñas.

width=

GravityLigth. La luz Sostenible y solidaria

Un dispositivo innovador que debería estar implantado en todos los equipos de salvamento y ayuda al desarrollo ya que consigue crear luz sin necesidad de una fuente externa de energía, ni siquiera el Sol. Solo necesita gravedad.

El invento obtiene la energía mediante un sistema de poleas que utiliza la fuerza de la gravedad para generar energía eléctrica que se transforma en luz. Su estandarización podría acabar con las famosas y contaminantes lámparas de queroseno extendidas en el entorno rural y pobre de media África y parte de la India. Es un invento de deciwatt, una organización especializada en dispositivos sostenibles

Vídeo Chat... con tu mascota

El talento se alimenta de la necesidad y no importa la edad para desarrollarlo. Martin Brooke es una niña de 13 años que no podía soportar la ansiedad de su Golden Retriever cada vez que le dejaba solo en casa. Para ello ha imaginado y creado un dispositivo que permite adaptar un teléfono móvil a un dispensador de comida. El aparato puede suministrar remotamente alimento a la mascota a la vez que ésta ve la cara o escucha la voz de su dueño en la pequeña pantalla.

La idea de Martin se llama iCPooch y está a punto de comercializarse. Ideas simples con tecnología al alcance de todos.

width=

La maleta inteligente

Un estudiante español de la Universidad Politécnica de Madrid diseñó esta maleta obediente que persigue a su dueño allá donde vaya gracias a unos sensores bluetooth conectados al móvil. Si la maleta se separa lo suficiente, se detiene y comienza a pitar mientras avisa al teléfono. Hop!, que así se llama, es el prototipo que ganó uno de los premios del James Dyson Award aunque Rodrigo García González, su creador, avisa que para que funcione al 100% necesitaría una inversión y un desarrollo más profundo.

¿Qué hay en tu comida?

El TellSpec promete analizar los ingredientes y calcular las calorías de cualquier alimento sin necesidad de tocarlo. Se trata de un espectómetro láser de bolsillo que se conectará a tu móvil para transmitir toda la información de las calorías que tiene ese helado que te sirven en el restaurante o de la calidad de la fruta de tu mercado de confianza.

Es una herramienta que puede ser una revolución no solo para dietistas y vigoréxicos, sino para celíacos o enfermos con dieta estricta. La compañía canadiense tardó un solo mes en recaudar bajo Crowdfunding lo necesario para comenzar la producción. Cada dispositivo costará 290€.