HAT-P-18b

Descubren un exoplaneta que deja atrás una cola de helio

El telescopio espacial James Webb ha observado las peculiaridades del exoplaneta HAT-P-18b, que no posee mucho metano pero al moverse deja una cola de helio.

Representación de un artista de un exoplaneta con una cola de helio escapando

Representación de un artista de un exoplaneta con una cola de helio escapando ESA/Hubble , NASA y M. Kornmesser

Publicidad

El telescopio espacial James Webb ha identificado otro exoplaneta. Se trata de HAT-P-18b, en el que se han observado características nunca antes examinadas, como que este astro no tiene mucho metano pero, a medida que se mueve, deja una cola pequeña de helio.

Estos hallazgos los ha realizado un equipo internacional dirigido por Guangwei Fu, de la Universidad Johns Hopkins, y se han publicado en 'The Astrophysical Journal Letters'. Antes de publicar el estudio, este equipo analizó datos obtenidos por el James Webb sobre recopilaciones de fotones del exoplaneta HAT-P-18b, del tamaño de Júpiter y con la masa de Saturno.

El equipo investigador observó varias moléculas en su atmósfera, pero les sorprendió aún más lo que no encontraron los científicos. La primera sorpresa fue que HAT-P-18b arrastraba una pequeña cola de helio tras de sí. Este fenómeno ya se había observado anteriormente en otros planetas, pero en ellos era más sutil que en este recién muestreado.

La segunda sorpresa que encontraron los científicos fue la pequeña cantidad de metano que había en HAT-P-18b. No se espera que los planetas calientes con temperaturas superficiales superiores a 700 ºC tengan metano en sus atmósferas por la termodinámica, señala la Asociación Americana de Astronomía, AAS. Sin embargo, los modelos estudiados hasta ahora sugieren que cualquier mundo más frío debería mostrar signos de absorción de metano.

Curiosamente, esta predicción no se ha cumplido en estudios anteriores. Pero HAT-P-18b, con una temperatura media de más de 500 ºC, era el objetivo perfecto para observar este hecho. Fu y sus colaboradores no lograron una detección concluyente de metano, lo que profundizó aún más el rompecabezas del desajuste.

Por tanto, los científicos han descubierto que HAT-P-18b es un mundo extraño que revuelve todas las expectativas anteriores de química atmosférica. Además, su cola de helio sigue desconcertando a los investigadores, así que tendrán que esperar a más observaciones del telescopio espacial James Webb para saber cómo son otros exoplanetas y si se diferencian mucho del recién explorado.

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad