TecnoXplora » CienciaXplora

RIESGOS MIENTRAS DUERMES

Cerrar la puerta de la habitación por la noche podría salvarte la vida, según un estudio

¿Alguna vez has pensado que dormir con la puerta cerrada puede salvarte la vida? Existe una razón de peso para no descansar con la puerta abierta.

Publicidad

En Estados Unidos, casi el 60 % de las personas duermen con la puerta de su habitación abierta. Un estudio de la empresa estadounidense Underwriter Laboratories, UL, indica que esta simple elección podría significar la vida o la muerte en un caso muy concreto: si un incendio ocurre en la casa.

La compañía, una consultora de seguridad, extrajo estas estadísticas a través de una encuesta realizada a 3.204 adultos estadounidenses. De ellos, solo el 29 % dormía siempre con la puerta de su habitación cerrada. Un 17 % de este grupo descansa así porque cree que es más seguro en caso de incendio.

Por otro lado, un 52 % de los encuestados que dormían con la puerta abierta lo hacían, erróneamente, según UL, por seguridad en caso de que se produjera un incendio.

3 razones para dormir con la puerta cerrada

Para contrarrestar estas creencias de que dormir con la puerta abierta es más seguro en caso de incendio, desde la consultoría han lanzado una campaña, "Close Before You Doze" o "Cierra antes de dormir". Con ella pretenden concienciar al público de que dormir con la puerta cerrada puede ser una ventaja, especialmente por tres razones:

  • El fuego avanzará más lento. Los materiales sintéticos abundan hoy en día en las casas. Además, el modo en el que se construye también ha cambiado con el paso de los años. Si la puerta está cerrada, las llamas se encontrarán una barrera y se frenará la expansión del fuego. Desde UL alertan que hace 40 años las personas disponían de 17 minutos para huir de las llamas; ahora, con estos cambios en los materiales, solo son 3.
  • No subirá tanto la temperatura. Si la puerta de una habitación se mantiene cerrada y el fuego no se origina en ella, esta estancia no entrará en calor tan rápido. En total, según el estudio, la diferencia puede llegar hasta los 500 ºC. Si un incendio se acerca a una habitación con la puerta cerrada, su temperatura ascenderá hasta los 37 ºC al principio; sin embargo, si la puerta está abierta, la temperatura será de hasta 537 ºC.
  • Se mantendrá el nivel de CO2. Si se produce un incendio y la puerta de una habitación está cerrada, en esta estancia se mantendrán los niveles de dióxido de carbono en 1.000 partes por millón. Sin embargo, si la puerta se mantiene abierta, la concentración de CO2 ascenderá a 10.000 ppm.

Planes de escape si se produce un incendio

Asimismo, Underwriter Laboratories propone tres planes de escape por si se produce un incendio en casa. El primero consiste en salir por la puerta más cercana, cerrarla y llamar a emergencias. El segundo implica que no sea seguro salir por la puerta más próxima, por lo que la recomendación es salir por la ventana y, si es posible, cerrarla. Después es conveniente llamar a emergencias.

En el tercer caso, UL pone sobre la mesa la opción de que no sea posible escapar ni por la puerta más próxima ni por la ventana más cercana. En ese caso, la compañía aconseja cerrar la puerta, encender la luz y llamar al servicio de emergencias. De este modo sabrán en qué lugar del edificio está atrapada la persona.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Por qué nos despertamos de madrugada y no podemos volver a dormir?

Publicidad