TecnoXplora » CienciaXplora

UN TERCIO DE ESPAÑOLES TIENE PROBLEMAS DE SALUD MENTAL

España es el país donde más benzodiazepinas se consumen

Estos fármacos se utilizan para tratar la ansiedad y el insomnio.

Pastillas

Pastillas Towfiqu barbhuiya para Unsplash

Publicidad

El hecho de que llegara la pandemia de COVID-19 hizo que problemas mentales como la ansiedad o la depresión los padecieran más personas y, así, cobraran más protagonismo. Según las autoridades sanitarias, en España más de un tercio de los habitantes tiene problemas de salud mental, y el país es líder en consumo de benzodiazepinas.

Los trastornos mentales más comunes incluyen la ansiedad y la depresión, seguido de otras patologías como el insomnio o la somatización, que es la respuesta física que se produce cuando las emociones afectan al cuerpo. Entre las más comunes están el dolor de pecho, la irregularidad en el ciclo menstrual o la diarrea.

Por ejemplo, durante la pandemia, los problemas de salud mental se multiplicaron por dos, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas y recogido por la OCU. De hecho, antes de 2020 era un 20 % de los españoles el que acudía a un tratamiento psicológico. Desde el estallido de la COVID-19, estas cifras han aumentado: hasta un 40 % de la población ha recibido terapia por ansiedad y más del 30 % por depresión.

Asimismo, otros trastornos como los de la conducta alimentaria o el comportamiento suicida también han crecido en España, especialmente en niños y adolescentes.

España, a la cabeza del consumo de psicofármacos

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, JIFE, dependiente de Naciones Unidas, es el organismo encargado de registrar la fabricación, comercio y consumo de fármacos legales. En su último informe, como recoge la Organización de Consumidores y Usuarios, esta institución indica que España es el país que más benzodiacepinas consume del mundo.

Este medicamento psicotrópico se utiliza comúnmente para tratar trastornos como la ansiedad o el insomnio, ya que posee propiedades sedantes, anticonvulsivos y relajantes. Algunas de sus variedades más comunes son el Diazepam, presente en el Valium; Alprazolam en Trankimacin y Lorazepam, que se encuentra en el Orfidal, entre otros.

El informe de 2021 señala que en España se consumieron 110 dosis diarias de benzodiazepinas por cada 1.000 habitantes. Esto quiere decir que, aproximadamente unos 5.205.935 españoles tomaron este fármaco psicotrópico al día, un 11 % de la población según las estimaciones.

Los datos en otros países son altos, pero no tanto como en España. En Bélgica, por ejemplo, las dosis diarias por cada 1.000 habitantes son 84; en Portugal, 80.

Los menores también consumen fármacos

Por otro lado, en 2021 también se realizó la Encuesta sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España sobre el consumo en la población adolescente, de entre 14 y 18 años. Los resultados del estudio indicaron que durante el año pasado se había reducido el consumo de todas las sustancias, excepto la de los hipnosedantes, que engloban los tranquilizantes, somníferos y sedantes.

En total, un 13,6 % de los adolescentes consumen estos psicofármacos y el porcentaje de chicas que los toman es casi el doble. Además, es curioso que el 7,2 % de los fármacos no tienen receta médica. Por último, la edad media registrada para comenzar su consumo son los 14 años.

La pandemia es responsable, en parte, del aumento

En conjunto se observa que todos los datos sobre consumo de fármacos sedantes ha aumentado. Además, la pandemia de COVID-19 también ha hecho estragos, ya que solo entre 2019 y 2021, el consumo de estos fármacos subió más de seis puntos.

Por otro lado, se ha observado que entre el año 2010 y 2021 el consumo de ansiolíticos, sedantes y fármacos hipnóticos ha aumentado diez puntos: ha pasado de 82,50 dosis diarias consumidas por 1.000 habitantes a 93,04. Esta cifra sería la media de todos los medicamentos citados, no solo de las benzodiazepinas, cuyo consumo por cada 1.000 habitantes se estima en 110 dosis diarias.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La ciudad que más cannabis consume de Europa está en España

Publicidad