CRECIMIENTO DISTINTO A EN LA TIERRA

Un avance más para la base en la Luna: logran cultivar plantas en suelo lunar

Científicos de la Universidad de Florida han plantado doce muestras de Arabidopsis thaliana y han comparado su crecimiento en suelo lunar y terrestre.

Cráter en la superficie de la Luna

Cráter en la superficie de la Luna NASA/GSFC/Universidad Estatal de Arizona

Publicidad

La misión Artemis I de la NASA está a punto de terminar. Uno de sus objetivos, a largo plazo, cuando termine Artemis IV, es establecer una presencia humana continua en la Luna. Sin embargo, vivir en el satélite terrestre requeriría desarrollar nuevas fuentes de energía, combustible, agua y alimento.

Muchos de los alimentos que se consumen se extraen de plantas. Por ello, tres científicos de la Universidad de Florida decidieron probar cómo sería el crecimiento de una de ellas en suelo lunar. Y han observado también cómo crece y las diferencias de este crecimiento con cultivar la misma planta en suelo terrestre.

Los tres investigadores (Anna-Lisa Paul, Stephen M. Elardo y Robert Ferl) solicitaron a la NASA muestras de suelo lunar. La agencia espacial les ofreció doce gramos de muestras, procedentes de las misiones Apolo 11, 12 y 17 a la Luna.

Ya con la materia prima lunar en el laboratorio, los científicos diseñaron su pequeño jardín lunar, en el que crearon diminutas macetas del tamaño de un dedal y con, aproximadamente, un gramo de suelo lunar. En estos espacios normalmente se cultivan células, pero ellos decidieron cambiarlas por semillas de Arabidopsis thaliana.

El suelo lunar tiene una estructura similar a la Tierra, con un núcleo con hierro y otros minerales como silicio y magnesio. Sin embargo, la Luna no tiene atmósfera, por lo que a los investigadores les creaba incertidumbre lo que podría pasar.

 

A las semillas les añadieron agua y les dieron luz y, para su sorpresa, casi todas germinaron. Pero, con el paso de los días, los científicos observaron diferencias entre las plantas que crecieron en suelo lunar y suelo terrestre.

Por ejemplo, algunas de las plantas que crecieron en el suelo del satélite eran más pequeñas, crecían más lentamente y tenían las raíces más atrofiadas. Por otro lado, los científicos analizaron la genética de las plantas y observaron que las cultivadas en suelo lunar "estaban sacando las herramientas que normalmente se usan para hacer frente a los factores estresantes, como la sal y los metales o el estrés oxidativo, por lo que podemos inferir que las plantas perciben el entorno del suelo lunar como estresante", señaló Paul a la Universidad de California.

Sin embargo, las plantas cultivadas en suelo lunar también ayudaron a evaluar la calidad del mismo, ya que, según los científicos, se comprobaba que las muestras lunares " no albergaban patógenos u otros componentes desconocidos que dañarían la vida terrestre", concluyó Paul. El estudio se ha publicado en 'Communications Biology'.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Por qué el telescopio Hubble no ve la bandera sobre la Luna?

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad