TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

ES EL ANIVERSARIO DE SU ADIÓS

Rosetta hizo una última foto justo antes de morir

Científicos de la ESA han logrado reconstruir a partir de datos telemétricos la imagen captada por la sonda antes de dormirse para siempre sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Rosetta captó una última imagen que había pasado inadvertida a los expertos de la ESA

ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA Rosetta captó una última imagen que había pasado inadvertida a los expertos de la ESA

Publicidad

Ciencia en TecnoXplora | @TecnoXplora | Madrid
| 29.09.2017 13:55

Hoy hace un año que la sonda Rosetta se despedía para siempre de los terrícolas antes de sumirse en un sueño eterno sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Así cumplía con su destino la misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) que ha pasado a la historia por ser la primera en orbitar y posarse sobre un cometa.

Durante su descenso, la nave envió a la Tierra detalladas fotografías del objeto que había perseguido durante doce años. Se trata de auténticas joyas científicas, pues nunca antes había podido observarse uno de estos cuerpos tan de cerca. Pero los científicos de la misión han comprobado recientemente que aún faltaba una en la colección: han descubierto la última imagen captada por la sonda antes de apagarse.

Según informa la ESA, los responsables del hallazgo han sido los expertos encargados de analizar los datos de telemetría enviados por Rosetta. Los han utilizado para reconstruir una imagen final que muestra el sitio en el que la nave terminó sus días.

Esta es la imagen: fue tomada a una distancia de entre 17 y 20 metros de la superficie | ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

Aunque la sonda había tomado una fotografía completa justo antes de tocar la superficie del 67P/Churyumov-Gerasimenko, los científicos descubrieron que aún quedaba información en el servidor y pensaron que podía tratarse de otra imagen.

Lo cierto es que los datos no eran suficientes para que los programas de procesamiento reconocieran el elemento como una foto, ya que las transmisiones se habían interrumpido antes de que llegaran todos los paquetes necesarios.

Afortunadamente, los ingenieros de la ESA han logrado reconstruirla y manipular algunas de sus características para aumentar el nivel de detalle y el enfoque con el fin de sumar la última foto al álbum de recuerdos de la histórica misión europea.

Publicidad