TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

CON EL FIN DE ESTUDIAR LAS ROCAS

La NASA y la ESA ultiman los preparativos de la misión para desviar un asteroide

La Misión Impacto contra un Asteroide de la ESA partirá en 2020 hacia el sistema binario de asteroides Didymos con el fin de estudiar una de las rocas. El siguiente paso será lanzar un proyectil contra ella.

AIM llegando a Dydimos

ESA / The Science Office Ltd. AIM llegando a Dydimos

Publicidad

¿Qué ocurriría si un asteroide se dirigiera directamente a la Tierra? Aunque hasta ahora no nos hemos encontrado en tal tesitura, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA tienen en cuenta la posibilidad: han anunciado que se encuentran ultimando los detalles de la Misión Impacto contra un Asteroide (AIM), el primer programa de la ESA sobre defensa espacial.

Según los planes de ambas agencias, la nave de AIM despegará en octubre de 2020 con dirección a Didymos, un sistema binario de asteroides: una ‘miniluna’ (de 170 metros de diámetro) orbita a la roca principal, de 800 metros diámetro. En 2022, ambos se acercarán a 11 millones de kilómetros de la Tierra.

El objetivo de la sonda es explorar el más pequeño de los cuerpos mediante imágenes de alta resolución y técnicas de radar para construir un mapa completo de su superficie y estructura interna. Además, la nave principal liberará dos pequeños satélites o ‘CubeSats’ que también tomarán datos del entorno de la roca, así como un ingenio que previsiblemente aterrizará sobre su superficie.

El programa constituye la aportación europea a la misión AIDA para desviar un asteroide. A finales de 2022, la NASA llevará a cabo su parte: el Test de Redirección de un Asteroide Doble o DART. En esta última fase, un proyectil se dirigirá al sistema Didymos para estrellarse contra la pequeña luna con el fin de modificar su trayectoria y construir modelos de impacto que puedan servir para desviar asteroides que se dirijan a la Tierra.

Publicidad