Como sabéis, las puertas traseras son algo relativamente habituales en muchas apps y páginas web, que quedan a merced de los hacker como consecuencia de presuntos descuidos de sus desarrolladores. Cuando se descubren, las empresas detrás de los desarrollos alegan que un fallo temporal ha dado pie a que los hackers pudieran acceder a nuestros móviles o sus datos inyectando código malicioso a través de esas puertas. WhatsApp es una de las apps que más ha sufrido este tipo de amenazas, y normalmente se han entendido como fallos temporales o descuidos que han dado pie a estas amenazas de seguridad. Pero hoy el CEO de Telegram, la gran alternativa a WhatsApp, ha sido tajante y directo al asegurar que las puertas traseras de WhatsApp no son producto de la casualidad o fatalidad, sino que podrían estar ahí intencionadamente, algo bastante grave teniendo en cuenta que lo utilizan cientos de millones de personas todos los días.

¿Puertas traseras intencionadas en WhatsApp?

Pavel Durov es el CEO de Telegram, y este hoy en un duro comunicado a través de su app de mensajería ha hablado acerca de estas continuas brechas de seguridad en forma de puertas traseras que está sufriendo la app de mensajería de Facebook. Para Pavel no es ninguna casualidad que mientras su app no ha tenido ninguna vulnerabilidad de seguridad notable a lo largo de seis años, WhatsApp ha sufrido todos los años varias de estas amenazas gracias a las puertas traseras. Todo ello para el CEO de Telegram no es fruto de la casualidad, e insinúa que Facebook puede estar detrás de estas prácticas por parte de la app.

Telegram | Pixabay

Hace unos días conocíamos una vulnerabilidad que permitía entrar en los datos de otros móviles a distancia simplemente enviando un vídeo en formato MP4. Y como esta puerta trasera, se han conocido muchas este año. Para Pavel, es curioso que WhatsApp, con todo el respaldo económico de Facebook detrás no sea capaz de mantener a raya esas vulnerabilidades, mientras que Telegram con un presupuesto mucho menor no haya sufrido este tipo de amenazas. El responsable de Telegram entiende en su comunicado que estas puertas traseras de WhatsApp por tanto no son casuales, y que su recurrencia solo se puede explicar desde el punto de vista de que forme parte de alguna manera como herramienta de acceso de agencias de espionaje.

WhatsApp | Photo by Rohit Tandon on Unsplash

De hecho Pavel se queja de que WhatsApp no se haya prohibido en ningún país, mientras que Telegram sí ha sido prohibido en Rusia o Irán por no haber pasado por el aro de desvelar su cifrado de los mensajes. Para Pavel Durov tener instalado en el móvil WhatsApp supone tener una puerta abierta siempre a los hackers, ya que estas prácticas con continuas puertas traseras que aparecen de forma “accidental” no pueden ser de origen casual. De hecho la propia copia de seguridad de nuestros mensajes en Google Drive, que no está cifrada, puede ser accesible por las agencias de inteligencia, ya que estos datos podrían ser facilitados por Facebook o Google si se les exige.

En cualquier caso, parecen muchas casualidades para que como bien apunta el CEO de Telegram, todo sea resultado de la casualidad. Aunque como es lógico, también podemos ubicar este comunicado dentro de una estrategia de Telegram para desprestigiar a WhatsApp. Y sinceramente, creemos que hay un poco de todo, vulnerabilidades que precisamente no son casuales en WhatsApp, y un intento de ganar usuarios por parte de Telegram. Algo por otro lado que es completamente legítimo.