Si algo ha hecho popular desde sus comienzos a las apps en general, y concretamente a las de mensajería, ha sido la gratuidad de su uso. Cuando llegaron las apps, el acceso a tantas funciones para nuestros móviles sin coste alguno supuso un cambio completo respecto de lo que habíamos estado acostumbrados hasta ese momento. Aunque técnicamente hubo un tiempo en el que se pagaba por WhatsApp, 89 céntimos al año exactamente, eso sí te tocaba pagar, porque no todos estaban obligados, algo que fue muy confuso en su tiempo. Ahora, salvo la indispensable conexión de datos, WhatsApp o Telegram no nos piden dinero por utilizarlos. Y no lo pedirán en el futuro, pero sí ha existido la posibilidad, en el horizonte, de que WhatsApp introduzca publicidad, algo que supondría veladamente un pago a Facebook a cambio de usar gratis la aplicación.

Facebook habría dado marcha atrás en sus planes, de momento

Ha sido gracias al Wall Street Journal como hemos conocido este cambio en los planes de Facebook respecto de la app de mensajería. Según estas informaciones, todo el grupo de trabajo que se había creado para desarrollar esta vía de monetización en la aplicación se ha disuelto por completo Y lo que es más llamativo y definitivo, todo el código que se había introducido en la app en referencia a esta forma de obtener ingresos se ha borrado también, por lo que ahora mismo no hay nada de todo lo desarrollado dentro de la aplicación.

WhatsApp | Photo by Aaron Burden on Unsplash

Así que de momento WhatsApp reconsidera los planes de introducir publicidad, suponemos por los riesgos que puede sufrir la popularidad de la aplicación entre los usuarios si finalmente estos llegan a ella. De hecho se tendrían que volver a alterar las condiciones de uso de la app, que tendrían que ser aprobadas de nuevo por la ingente cantidad de usuarios que tiene en todo el planeta, algo que podría lastrar su crecimiento, o simplemente el mantener el número de usuarios actuales. Facebook está explorando otras vías alternativas para hacer rentable esta aplicación, sobre todo con WhatsApp Business, la variante de la app orientada a negocios, que permite ponerles en contacto directamente con los clientes.

Algo que en algunos países está reportando muchas alegrías a Facebook vía ingresos, aunque todavía no son suficientes como para poder compensar el enorme desembolso llevado a cabo por la red social. Eso sí, Facebook por su parte, el grupo, sigue ganando mucho dinero, y aumentando su valor de forma exponencial, por lo que se puede permitir dar estos tumbos en una estrategia tan importante como la de la publicidad dentro de la aplicación de mensajería. Puede que en el futuro tengamos publicidad en WhatsApp, igual que por ejemplo la tenemos en Instagram, cada vez más presente, y ha seguido siendo una red social incluso más popular. Aunque de momento nos quedamos con esto, no habrá publicidad en WhatsApp a corto plazo, y eso es una gran noticia para los más de mil millones de usuarios con los que cuenta esta app de mensajería en todo el mundo.