En los últimos años se han puesto de moda los wearables, una serie de dispositivos que nos ofrecen distintos sensores que son capaces de monitorizar nuestra actividad física de todas las maneras imaginables. Desde las pulseras de actividad, a los smartwatch e incluso algunos auriculares, la gran mayoría ya es capaz de monitorizar nuestro ritmo cardiaco, eso sí, todos gracias a los sensores específicos para este tipo. Estos normalmente se colocan en la cara posterior de los dispositivos, para que estén pegados a nuestra muñeca, y gracias a un fuerte haz de luz pueden detectar las fluctuaciones del pulso en las venas. Pues algo así podemos hacer con la app que os traemos ahora.

Así puedes medir el pulso con el móvil

La verdad que esta es una funcionalidad que lleva presente en móviles desde hace años, pero es la típica característica que solemos dejar pasar por alto, y en la que no reparamos. Además muchos usuarios desconfían de estas soluciones, aunque no están para nada fundados estos temores. Evidentemente un sensor del ritmo cardiaco dedicado va a dar unas mediciones más precisas, pero las que nos puede dar el móvil a través de este tipo de apps es bastante útil también.

En este caso nos fijamos en una app llamada Heart Rate Plus: Pulse Monitor, que podemos encontrar tanto en Android como en iOS. Esta app funciona a partir de un principio bastante similar al de los sensores que os hemos citado anteriormente, solo que en este caso se vale del hardware de nuestro móvil, para no tener que necesitar de una app dedicada. Y no puede ser más sencilla la utilización de esta app con la que podemos medir el ritmo cardiaco. Lo primero es hacer una cuenta dentro de esta app, para poder utilizarla normalmente.

Una vez que hemos hecho la pertinente cuenta, es el momento de iniciar la medición, que se ejecutará en el momento que lancemos la aplicación. Para ello debemos colocar el dedo sobre el flash del móvil, y tapando también la cámara de fotos. Al estar completamente encendido con su máxima potencia el flash, este es capaz de mostrar todos los detalles de nuestras venas a través de la cámara de fotos del móvil. Con esta luz encendida, la cámara de teléfono puede detectar las diferentes fluctuaciones de la luz con el paso de la sangre por las venas. Por lo tanto, el software de esta app es capaz de reconocer el pulso en nuestro dedo de manera rápida. Porque apenas harán falta unos segundos para poder conocer cuál es el pulso que tenemos en ese momento.

Además podemos decirle a la app si estamos tomando el pulso en reposo o bien tomándolo tras realizar una actividad física. De esa manera también podremos hacer una mejor valoración de los resultados, si están por encima o debajo de lo normal para cada una de esas situaciones. Como veis, es una manera muy sencilla obtener nuestro pulso cardiaco, aunque nuestro móvil no tenga una herramienta nativa para ello.