De un tiempo a esta parte una buena cantidad de redes sociales, aplicaciones de mensajería y tecnológicas en general, están comprendiendo los riesgos de que las fake news, bulos y rumores campen a sus anchas por las pantallas de nuestros dispositivos, lo que podría socavar los fundamentos mismos de nuestros sistemas sociales, alentando movimientos que se amparan, directamente, en mentiras.

Paralelamente a eso, existe también un riesgo a las redes sociales y es que demos por veraces contenidos que no lo son. Es el caso de influencers y otras celebridades, que abusan del Photoshop para ocultar sus defectos y transmitir, así, una cara de la realidad que no existe. Por suerte, Instagram se ha puesto manos a la obra decidida a sanear su ecosistema para evitar tanto las noticias como los contenidos falsos. Ya empezó hace unos meses escondiendo los likes que recibe un perfil y ahora mantiene su apuesta por la salud digital de sus usuarios.

Si abusas del Photoshop, estás fuera

A partir de ahora, cualquier contenido que Instagram crea que no es veraz, aparecerá señalado de manera clara y evidente para el usuario, bien con una simple leyenda en la parte inferior que advierte de que "lee aquí por qué creemos que este contenido es falso" –donde Instagram explica los motivos de esa decisión–, bien ocultando esa publicación detrás de un efecto de desenfoque gausiano y un mensaje muy claro de "Información falsa". Tal y como podéis ver en la pantalla que os adjuntamos justo aquí debajo.

Contenido falso denunciado por Instagram. | TecnoXplora

En cualquiera de los dos casos, el usuario quedará avisado de que es muy posible que eso que está consultando no sea un contenido fiable y, por lo tanto, deberíamos evitar compartirlo con otros contactos. De esta forma, los contenidos virales dejan de serlo y, entre todo, ayudamos a que las redes sociales se conviertan en entornos mucho más sanos.

Los artistas y fotógrafos se quejan

Pero claro, todo cambio tiene sus daños colaterales, y cuando pones a trabajar a un algoritmo para que detecte fotos o contenidos manipulados puede ocurrir que se etiquete o bloqueen publicaciones artísticas que no intentan mostrarse como si fueran otra cosa, con una finalidad de engañar. Algo así le ha ocurrido a Toby Harriman, profesional de la fotografía que ha descubierto cómo muchas de sus imágenes en Instagram han sido etiquetadas como "falsas".

Aquí aparece de nuevo la polémica de los dichosos algoritmos, de la inteligencia artificial que se encarga de decidir qué podemos y qué no podemos ver. ¿Es posible que Instagram funcione mejor confiando a estos sistemas la tarea de decidir lo que es o no real? Desde la red social avisan de que ese criterio parte de dos fuentes muy diferenciadas: por un lado los comentarios que recibe la red social desde la comunidad, y por otro la tecnología. Además, que te veten un mensaje es grave para ciertos profesionales que viven de sus composiciones artísticas porque no solo desaparecen de su timeline, sino también de las secciones de 'Explorar' y 'Hashtag'.