Las cámaras de seguridad de una especie de parking en San Francisco recogen el momento en el que un reportero se prepara para hacer una conexión en directo cuando de un coche que acaba de llegar se bajan varios hombres encapuchados y armados con pistolas.

En cuestión de segundos, los ladrones arrasan con la cámara del medio de comunicación y se llevan el trípode incluido. El reportero y el cámara huyeron del lugar para evitar un mayor conflicto.

Tras ver las imágenes, Dani Mateo cree que podría tratarse de un asunto entre cadenas para pelear por la audiencia: "Igual eran compañeros de otra televisión que quisieron marcar territorio", bromea el presentador.

Las impactantes imágenes de un intento de robo a un policía

Los ladrones le increparon cuando accedía a su casa, por lo que el hombre no tuvo otra opción que dejarles acceder con él. Lo que no sabían los delincuentes era que tanto su víctima como su mujer eran policías y responderían con sus armas.